El Bosque Seco de Guánica será el área de investigación donde científicos de todo el mundo analicen en tiempo real los datos que se recopilen en los próximos 30 años. (GFRMedia)
Según el DRNA, la adquisición conserva y restaura el funcionamiento del ecosistema y la sustentabilidad forestal.

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) adquirió 44.13 cuerdas adyacentes al Bosque Estatal Seco de Guánica para evitar que sean convertidos a usos no forestales, informó hoy, martes, la secretaria Anaïs Rodríguez Vega.

La adquisición se hizo de conformidad con el programa “Forest Legacy”, del Servicio Forestal del Departamento federal de Agricultura, y los terrenos serán añadidos a los que comprenden el bosque, indicó.

“Dichos terrenos son necesarios y de utilidad pública dentro de los criterios del programa Legado Forestal (‘Forest Legacy’) y conforme a la política pública del gobierno de Puerto Rico sobre conservación y manejo de recursos naturales y ambientales en armonía con un desarrollo económico ecológicamente sostenible”, dijo en un comunicado de prensa.

Agregó que la adquisición protege y mejora la calidad y abastos de agua, resguarda el hábitat para la vida silvestre, mantiene la conectividad y valores relacionados para garantizar la biodiversidad y conserva y restaura el funcionamiento del ecosistema y la sustentabilidad forestal, así como la vitalidad cultural y económica de las comunidades rurales cercanas.

Según Rodríguez Vega, el precio pagado fue el del justo valor en el mercado, según tasación, como requiere el programa “Forest Legacy”. La compra –realizada por $80,000 otorgados al DRNA– se hizo sin reservas ni limitaciones.

Los terrenos adquiridos no pueden ser vendidos, intercambiados o enajenados de cualquier forma y formarán parte integrada del bosque.

💬Ver comentarios