Frascos con la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por Pfizer y BioNTech. (The Associated Press)

La vacuna contra el COVID-19 desarrollada por Pfizer y la farmacéutica alemana BioNTech es 85% efectiva luego de una sola dosis, según un estudio israelí publicado ayer en la revista The Lancet.

La investigación fue desarrollada en el Centro Médico de Sheba en Israel con una muestra de 7,000 trabajadores de salud y resultó en que hubo un 85% de reducción en pacientes sintomáticos luego de 15 a 28 días de recibir la primera dosis.

Pfizer indicó en su estudio clínico inicial de la vacuna que el fármaco proveía un 95% de efectividad en pacientes sintomáticos, solo si se recibía una segunda dosis de la vacuna al cabo de 21 días desde la primera dosis.

No obstante, el Departamento de Salud de Puerto Rico no se ha expresado sobre los resultados de este estudio que fue publicado ayer. Por el momento, el proceso de vacunación en la isla continúa con la administración de dos dosis. En el caso de la vacuna de Pfizer se deben esperar 21 días para administrar la segunda dosis, mientras que con el fármaco de Moderna deben esperarse 28 días.

El estudio israelí comprobó, además, que la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 previno infecciones asintomáticas con un 75% de reducción.

De hecho, la investigación también arrojó luz respecto a la seguridad con la que se debe almacenar la vacuna y sus temperaturas. Pfizer estableció que el fármaco debía guardarse en congeladores ultrafríos, pero el estudio israelí sugiere, según los resultados, que se puede guardar en congeladores ordinarios.

Los resultados de este estudio respaldan la decisión de la Unión Europea de extender a 12 semanas el tiempo de espera entre la primera y segunda dosis de la vacuna.

Según la revista Forbes, la campaña de vacunación del gobierno de Israel es la más rápida en el mundo con casi la mitad de su población vacunada con una sola dosis.

💬Ver comentarios