(semisquare-x3)
La dentadura presenta una serie de características primitivas, como, por ejemplo, la ausencia de crestas en las superficies de masticación. (Proceedings of the National Academy of Sciences)

Una especie de mono extinto que habitó la Tierra hace unos 22 millones de años, acaba de ser descubierto por un grupo de antropólogos, gracias a unos restos localizados en Turkana, una región de Kenia fronteriza con Uganda, Sudán del Sur y Etiopía.

El equipo, formado por especialistas de Estados Unidos y Kenia, halló los fósiles de una dentadura con una serie de características primitivas, como, por ejemplo, la ausencia de crestas en las superficies de masticación.

Debido a este rasgo, algunos científicos inicialmente sugirieron que eran restos de un cerdo y no de un mono. No obstante, luego los investigadores los han atribuido a una nueva especie de primates extintos, llamada “Alophia metios”.

Este descubrimiento, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, permitió llenar un vacío en la historia evolutiva de los primates, ya que, de acuerdo a su antigüedad, estos restos ocupan un lugar entre un diente descubierto previamente en Uganda, de hace 19 millones de años, y un diente de Tanzania, de unos 25 millones de años.

Un modelo 3D de la mandíbula de Alophia, diseñado a partir de tomografías computarizadas de alta resolución (utexas.edu).

"Este nuevo mono revela de manera importante lo que sucedió durante la evolución posterior del grupo", señala el autor del estudio, John Kappelman, profesor de Antropología y Geología en la Universidad de Texas en Austin (EE.UU.).

Los investigadores determinaron que la dieta de Alophia se basaba en frutas duras, nueces y semillas. En tanto, se cree que la posterior incorporación de las hojas condujo a la evolución dental en primates, incluidos los humanos.

Aunque hoy en día la región de Turkana es sumamente árida, la presencia de una gran cantidad de minerales revela que en aquel periodo representaba bosques habitados por varias especies de animales, incluidos monos y elefantes.

El equipo tiene contemplado regresar a fines de 2019 a la zona en la que hallaron estos restos para continuar con la búsqueda de nuevos fósiles que permitan continuar con las investigaciones.


💬Ver 0 comentarios