Los expertos reconstruyeron el escenario que pudo haber llevado finalmente a la extinción de los mamuts (Shutterstock).

Los últimos mamuts lanudos vivieron en la isla Wrangel, en el océano Ártico al norte de Siberia, y murieron hace unos 4,000 años, según revela un estudio realizado por un equipo de investigadores de las universidades de Helsinki y Tübingen, y la Academia de Ciencias de Rusia.

Para ello, los expertos reconstruyeron el escenario que pudo haber llevado finalmente a la extinción de los mamuts, y así poder determinar muchas incógnitas acerca de cómo desaparecieron.

En el estudio, publicado en la última edición de Quaternary Science Reviews, los investigadores señalan que una combinación de hábitat aislado y eventos climáticos extremos, e incluso la propagación del hombre prehistórico, pudieron determinar el destino de estos animales.

Además, indicaron que debido al calentamiento global que comenzó hace 15,000 años, su hábitat se redujo hasta el norte de Siberia y Alaska. En la isla Wrangel, algunos ejemplares quedaron aislados del continente por el aumento del nivel del mar, lo cual les ayudó a sobrevivir otros 7,000 años.

Los investigadores sospechan que estos últimos ejemplares murieron debido a eventos a corto plazo, caracterizados por el clima extremo, como la lluvia sobre la nieve, es decir, un evento de formación de hielo podría haber cubierto el suelo en una gruesa capa de hielo, evitando que los animales encuentren suficiente comida.

Sin embargo, pudieron existir otros factores que llevaron a su extinción, como la propagación de los humanos, pues la primera evidencia arqueológica del hombre en la isla Wrangel data de unos pocos cientos de años después del hueso de mamut más reciente.

La posibilidad de encontrar evidencia de que los humanos cazaron mamuts de Wrangel Island es muy pequeña, aunque no se puede descartar una contribución a su extinción.


💬Ver 0 comentarios