Las señales provienen de algún lugar a 1.5 mil millones de años luz de la Tierra. (semisquare-x3)
Las señales provienen de algún lugar a 1.5 mil millones de años luz de la Tierra. (Instagram / @nasa)

Para la comunidad científica, conocer todo lo referente a lo que hay fuera de nuestro planeta ha sido uno de los objetivos primordiales.

Recientemente un grupo de astrofísicos de la Universidad de Columbia, en Inglaterra, quedaron sorprendidos luego de que un radiotelescopio conocido como CHIME, y que se encuentra ubicado en Okanagan, Canadá, captó una serie de señales de radio provenientes del espacio profundo.

La naturaleza de estos misteriosos pulsos de alta energía no ha sido definida hasta el momento, pero sí se especificó que se trata de 13 señales conocidas como FRB, mismas que se caracterizan por ser de corta duración e intermitentes. 

Los expertos las definen como un tipo de destellos brillantes, pero en un sentido aplicado a la radiofrecuencia. Además, señalan que provienen de algún lugar a 1.5 mil millones de años luz de la Tierra, aunque el territorio es completamente desconocido para el ser humano

Hasta el momento, han sido detectadas unas 60 FRB, y las principales hipótesis indican que su origen evoca a sucesos cataclísmicos, como lo puede ser la explosión de una estrella o la fusión de dos estrellas, e incluso la radiación emitida por agujeros negros supermasivos.

Los científicos encargados de este estudio descartaron que se trata de una nave extraterrestre. Sin embargo, señalaron que este suceso es de suma importancia, ya que las radiofrecuencias ayudan a los investigadores a comprender los posibles mecanismos de emisión de las FRB, además de los efectos que se encuentran en las ondas de radio cuando viajan a través del espacio.


💬Ver 0 comentarios