Esa sala es muy importante para entender la tragedia nuclear (EFE).

La sala de control del reactor 4 de Chernobyl es el área donde se inició una de las tragedias nucleares más devastadoras de la historia.

En la actualidad supera 40,000 veces los niveles de radiación normales, pero a pesar de ello, a partir de ahora los turistas más aventureros podrán ingresar a esa sección que durante años permaneció cerrada.

Sin embargo, deberán hacerlo bajo extremas medidas de seguridad, como el uso de trajes especiales antirradiación, máscaras protectoras, guantes y botas industriales grandes, además de que solo podrán permanecer cinco minutos en esa áreasegún reveló CNN.

De igual forma, los que ingresan a esa unidad deben someterse posteriormente a una serie de pruebas de radiología para medir la exposición a contaminantes.

La sala de control del reactor 4, ubicada debajo de un arco de contención de acero de 36,000 toneladas, todavía tiene sus pantallas originales y paneles de botones de comando.

Sin embargo, se sabe que durante estos años la entrada de algunos curiosos también ha hecho que el sitio se vandalize, con algunas partes de los muebles y ordenadores que habrían sido robados y pintadas en las paredes.

De acuerdo con personal de Chernobyl citado por el Daily Mail, “el lugar es extremadamente escalofriante e incluso cinco minutos son suficientes para recordarlo por el resto de la vida”.

Esa sala es muy importante para entender la tragedia nuclear, pues allí fue donde se gestó el desastre de toda la planta cuando se realizó un experimento para comprobar cómo reaccionaría el reactor con un menor suministro de energía.

Las condiciones en que lo dejaron las preparaciones del día anterior llevaron a una inestabilidad en el interior del reactor. Finalmente, cuando se hizo el experimento, no se logró controlar la situación y el reactor 4 explotó, liberando material de fisión a la atmósfera.


💬Ver 0 comentarios