Se trata de pequeños terremotos que ocurren en esa región solo por la noche. (semisquare-x3)
Se trata de pequeños terremotos que ocurren en esa región solo por la noche. (EFE)

El aumento de las temperaturas a nivel mundial está causando fenómenos imprevistos, y uno de ellos acaba de ser descubierto en la Antártida.

Y es que en esa región del planeta, donde hasta hace poco se creía que no se producían terremotos, se registra una serie de sismos que insólitamente solo ocurren por las noches.

Este hallazgo se derivó de una investigación realizada por el experto en glaciares estadounidense Douglas MacAyeal, de la Universidad de Chicago, quien reveló que bajo la plataforma de hielo de McMurdo, en la Antártida, tienen lugar diminutas y misteriosas vibraciones que duran entre 6 y 12 horas, pero solo por las noches. Y todo debido al cambio climático.

La intención de MacAyeal es estudiar cómo la fusión de aguas y los procesos de deshielo están afectando a la región antártica, ya que es el derretimiento el responsable de iniciar estos terremotos nocturnos.

Debido a que las temperaturas están aumentando a nivel mundial, durante el día, parte del hielo de la Antártida se derrite pero se recupera por las noches, lo que forma pequeños terremotos de hielo bajo la superficie, señala el estudio publicado en Annals of Glaciology.

Durante la temporada de derretimiento del verano austral del año 2017, los investigadores instalaron sismómetros en dos ubicaciones diferentes a 12 millas de distancia en la plataforma de hielo de McMurdo.

"En estas áreas registraríamos decenas, cientos, hasta miles de estos por noche", dice MacAyeal.

Los sismógrafos fueron instalados en puntos estratégicos de la zona investigada, denominándose estación húmeda y estación seca. En la primera ubicación los expertos pudieron notar que se formaban charcos de agua en la superficie, los cuales se creaban durante el día debido a la luz del Sol.

Por otro lado, al observar la zona de la estación seca, notaron que en aquel lugar se formaba menos agua debido a la acción del Sol. Con esto concluyeron que las diferencias sísmicas entre la primera zona y la segunda zona eran debido a factores hidrológicos ocurridos en forma natural.

En resumen, para los investigadores los temblores son causados por el derretimiento del hielo, y esperan que este importante descubrimiento mejore el cómo se estudia el desgaste de los glaciares en forma más remota y detallada.


💬Ver 0 comentarios