Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La tasa de supervivencia de los delfines había disminuido en 12% después de la ola de calor de 2011. (EFE)

El cambio climático está constantemente amenazando a diversos ecosistemas, y ahora una investigación ha recogido un efecto de la ola de calor marina que se vivió en 2011 en la zona de Australia Occidental y que, aparentemente, tuvo un impacto negativo duradero en la supervivencia y tasas de natalidad en la icónica población de delfines en Shark Bay.


💬Ver 0 comentarios