De los seis exoplanetas, tres tenían masas de entre tres y diez veces la de la Tierra (NASA).

Londres - Los astrónomos descubrieron seis nuevos exoplanetas que orbitan en tres estrellas diferentes, hallazgo que puede ayudar a entender mejor la geología de la Tierra, según publica este lunes la revista científica Nature.

Estos planetas, identificados con la ayuda del telescopio del Observatorio Europeo del Espacio en Chile, orbitan muy cerca de sus estrellas y tienen una masa que va, aproximadamente, de 2.6 veces la de la Tierra a casi la mitad de la de Júpiter.

Tienen, además, superficies extremadamente calientes y, al estar tan cerca de sus estrellas, tienen una nube de gas al quedar erosionada su atmósfera por el intenso calor, según los expertos, que publican este hallazgo en tres artículos diferentes.

Los científicos creen que este descubrimiento puede arrojar luz sobre la geología de la Tierra y también las de otros planetas rocosos del Sistema Solar, como Mercurio, Venus y Marte.

Un equipo internacional de investigadores, entre ellos de la Open University del Reino Unido, estudiaron tres estrellas conocidas como DMPP-1, DMPP-2 y DMPP-3, que están entre 160 y 440 años luz de la Tierra, indica la revista científica.

De los seis, tres planetas extrasolares, llamados DMPP-1c, DMPP-1d y DMPP-1e, tenían masas de entre tres y diez veces la de la Tierra, y orbitaban alrededor de la estrella DMPP-1.

Esa estrella también tenía en su órbita un cuarto planeta denominado DMPP-1b, con una masa similar a Neptuno y un tiempo de 20 días para completar la órbita.

Otro planeta, el DMPP-2b, es gigante, con una masa casi la mitad de la de Júpiter y le lleva cinco días completar su órbita. Su estrella es DMPP2, mientras que la tercera estrella, DMPP-3, tiene al plantea DMPP-3Ab, que le lleva siete días orbitar DMPP-3A.

Los astrónomos consideran que estos nuevos planetas, en particular DMPP-1d, DMPP-1e y DMPP-3Ab, pueden ayudar a entender la geología de planetas rocosos debido a las altas temperaturas en sus superficies al estar tan próximos a sus estrellas.

"Los planetas rocosos que hemos descubierto ofrecen oportunidades de medir con precisión la masa, el radio y la composición, y nos da la oportunidad de ver cómo están construidos los planetas", dijo a los medios Carole Haswell, directora del departamento de Astronomía de la Open Unversity.

"Podemos empezar a medir la geología de los planetas fuera de nuestro Sistema Solar. Esto quiere decir que podemos situar a la Tierra en contexto y aprender más sobre la formación del planeta y la evolución en general", añadió.

Según Haswell, los astrónomos aún no saben si es una coincidencia que la Tierra y Venus sean los objetos rocosos más grandes y que tengan la mayor fracción de su masa compuesta de hierro.


💬Ver 0 comentarios