El doctor Antonio Mignucci, director del Centro de Conservación de Manatíes, explicó que esta es la segunda ocasión en la que se intenta liberar al manatí de 627 libras al mar.

Como una segunda oportunidad de vida en su ambiente natural, el manatí Aramaná regresó este mediodía al océano Atlántico cuando fue liberado en el balneario de Dorado, el mismo lugar donde fue rescatado hace siete años.

Revive el emotivo momento: 

La labor de remover al mamífero de la piscina y reubicarlo en el vehículo que lo llevará hasta su nuevo hogar requirió la destreza de una docena de personas, expertos y voluntarios del Centro de Conservación de Manatíes de la Universidad Interamericana de Bayamón.

Después de sus últimos exámenes de rutina, Aramaná fue pesado y marcó 627 libras, por lo que cumple la condición de peso mínimo (550 libras) para ser liberado. También cumple con una salud óptima y demostró habilidad para alimentarse por sí mismo.

El doctor Antonio Mignucci, director del Centro, explicó que esta es la segunda ocasión en la que se intenta liberar a Aramaná al mar, rescatado con apenas 43 libras de peso y aproximadamente una semana de nacido.

Para Mignucci, la mejor manera de explicarlo es comparando a los manatíes con los seres humanos, con distintas personalidades y maneras de aprendizaje.

“Hay individuos que les toma más tiempo adquirir las cosas, y uno puede especular hacia hijos o niños que tienen problemas de aprendizaje o problemas de conducta y es que son otra forma de apreciar las cosas. Lo mismo pasa con los animales. Hay animales que les toma más tiempo una acción como esta que es volver al mar”, señaló.

En el primer intento, Aramaná fue liberado en el balneario Punta Salinas junto a la manatí Yuisa en julio de 2016. Tras el encallamiento del Caribbean CruiseFerris’s tuvo que ser relocalizado temporalmente durante un mes y, a su regreso a Punta Salinas, viajó hacia el este y se reubicó en la Bahía de San Juan.

Por no tomar suficiente agua dulce y no alimentarse correctamente, el animal perdió unas 238 libras de peso y tuvo que ser rescatado. El Centro, refugio de tres manatíes más, dedicó unos 22 meses a su rehabilitación.

Ahora, todos apuestan a que esta vez Aramaná logrará adaptarse.

“Yo estoy seguro que él lo va a lograr porque desde pequeñito las probabilidades de recuperarse iban en su contra y él se ha repuesto a todos estos problemas y hoy día lo vemos aquí, (estamos) liberándolo y va a contribuir a la conservación de tantas especies únicas qué hay en Puerto Rico y que son un tesoro para todos los puertorriqueños”, aseguró el veterinario Antonio Rivera, quien dirigió la rehabilitación de Aramaná desde 2011.

El experto se refirió a los problemas de salud que enfrentó Aramaná durante sus primeros años de vida. Sufría de mala absorción de la leche y tuvo un crecimiento lento. Ya que creció sin madre, los encargados en el Centro tuvieron que enseñarle cómo respirar, comer y nadar correctamente. No fue hasta el 2016 que alcanzó un peso saludable para vivir en un hábitat natural.

En esta ocasión, al igual que la primera, Aramaná carga con un transmisor que le indicará al personal del Centro la ubicación y estado del mamífero cada 20 minutos. Se espera que este monitoreo continúe por un año.

Por otro lado, Rivera resaltó la importancia del emotivo momento y el trabajo de vanguardia del Centro, en cuanto al rescate y la recuperación de animales en peligro de extinción.

“Somos innovadores en términos de investigación, tratamiento y manejo de diferentes condiciones que han afectado a los manatíes por mucho tiempo. Hemos visto y encontrado, a través de soluciones creativas, la manera de manejarlo”, sostuvo.

El programa de rescate y rehabilitación del Centro de Conservación de Manatíes tiene permisos y colabora con el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales; y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos.

A través de este rescatan de uno a dos manatíes en Puerto Rico al año, aproximadamente, indicó Mignucci.

Revive el momento en que fue trasladado desde el centro:

El Centro de Conservación de Manatíes de la Inter de Bayamón se prepara para liberar al manatí Aramaná.

Posted by El Nuevo Día on Tuesday, October 30, 2018


💬Ver 0 comentarios