La expedición volverá a finales de marzo para saber más de esta nueva isla. (Nature/Gui Bortolotto)

Una expedición que realizó un recorrido por la Antártica a principios de febrero descubrió una isla que nunca antes había sido vista y que por lo tanto, no aparece en ningún mapa geográfico.

El hallazgo fue publicado en la revista Nature, en donde se describe que es una de las muestras que el mundo puede ver a raíz del cambio climático.

"Creo que estoy viendo rocas!!", gritó uno de los oficiales del RV Nathaniel B. Palmer.

Según Julia Wellner, geóloga marina de la Universidad de Houston, en Texas, y quien está a cargo de la expedición, "hubo una conmoción cuando todos a bordo se apresuraron a ver el afloramiento rocoso cubierto de hielo".

Aunque aún no se saben más datos de esta isla nueva, ya que la expedición volverá a este lugar hasta finales de marzo de este año, ya están pensando en los nombres que le podrían poner. Uno de los que se ha sugerido es como el de la diosa nórdica, Isla de Sif.

Entre lo poco que se sabe es que la isla está hecha de granito volcánico, que tiene unos 350 metros de longitud y que avistaron en ella una pequeña colonia de focas. Además, los investigadores creen que si no ha sido avistada por ningún satélite es porque sus capas de hielo la camuflajean.

Tampoco se sabe, por ahora, desde cuándo está ahí. Lo que sí hicieron con satélites fue la de crear un prototipo de esta isla.

Los investigadores creen que esta isla pudo surgir del derretimiento de los glaciares en la Antártida occidental.

Recolectar muestras de la nueva isla podría ayudar a los científicos a determinar con qué velocidad se está elevando el continente como consecuencia de la desaparición del hielo, revela un artículo de ABC.


💬Ver 0 comentarios