Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Aún con los vientos sostenidos de 155 millas por hora que cargó María y con ella una marejada ciclónica, ninguno de los 1,766 primates que residen en Cayo Santiago murió, aseguró Angelina Ruiz. (Archivo GFR Media)

Científicos puertorriqueños e internacionales se concentran en mantener con vida a más de 1,700 monos 'rhesus' que pueblan Cayo Santiago, un territorio abatido por el huracán María en el sureste de Puerto Rico, ante la falta de agua y sustento para estos simios.


💬Ver 0 comentarios