Existen más alimentos en “peligro de extinción” según detallan otros estudios, tales como el maíz, mariscos y miel de maple, entre otros (Shutterstock).

No cabe duda de que los estragos que está dejando y que dejará el calentamiento global son verdaderamente significativos, a tal punto, que algunos de los alimentos que son relativamente fácil de conseguir podrían desaparecer.

Esto quiere decir que algunas de nuestras comidas y bebidas favoritas podrían considerarse "en peligro de extinción" porque los lugares donde se cultivan se ven gravemente afectados por el cambio climático.

Según David Lobell, subdirector del Centro de Seguridad Alimentaria y Medio Ambiente de la Universidad de Stanford, “la historia general es que la agricultura es sensible. No es el fin del mundo; pero será lo suficientemente grande como para que valga la pena nuestra preocupación".

Estos son algunos de los alimentos que forman parte de nuestras vidas y que podrían no estar disponibles para la apersonas de bajos recursos e incluso podrían llegar a desaparecer.

El café

Casi todas las regiones cafeteras del mundo están amenazadas por las altas temperaturas, las sequías que suelen ser más prolongadas y las lluvias más intensas y enfermedades de las plantas.

Los países productores de café ya están viendo disminuir sus rendimientos. Si las temperaturas continúan aumentando, el 80% de la tierra en Brasil y América Central, donde actualmente se cultiva el grano de café más popular, será inadecuado para el año 2050.

Por otra parte, el Instituto de Climatología de Australia, advirtió el café podría desaparecer en 2080 a causa del mencionado cambio climático.

“El aumento de las temperaturas, la falta de precipitaciones y los fenómenos climáticos extremos podrían ir erosionando progresivamente la calidad del café y, en consecuencia, aumentando los precios”, señala el estudio.

Cacao

La planta del cacao podría desaparecer en 2050, según informa un estudio de la Universidad de California, esto a causa de las temperaturas cálidas que se han registrado.

Los árboles de cacao se desarrollan óptimamente en ambientes cálidos y húmedos, y solo se pueden cultivar en tierras a unos 20 grados al norte y al sur del ecuador.

El problema radica en que mientras la temperatura aumenta, la cantidad de lluvia en estas áreas no aumenta, por lo que el calor está minando la humedad de las plantas y el suelo, disminuyendo la humedad en estas regiones, tal como sucede en Costa de Marfil, el principal productor de cacao y responsable del 15% de la producción global, según cifras del Barómetro del Cacao en 2018.

Costa de Marfil ya ha perdido más del 80% de sus bosques en los últimos 50 años a causa de la producción masiva de este alimento.

Aguacate

El aguacate es uno de los alimentos que difícilmente se ve en el futuro gracias al cambio climático.

Los aguacates son sensibles al clima además se ser de crecimiento lento, lo que los hace especialmente susceptibles a los efectos del cambio climático.

Se necesita mucha agua para su cultivo: 2,000 litros para producir un kilo, según datos de Water Footprint Network.

Esto se suma a la aparición del escarabajo ambrosía, que afecta ya a zonas de Estados Unidos y Nueva Zelanda, lo que podría alentar la desaparición del aguacate en un futuro cercano.

Vino

Debido a las temperaturas más cálidas, las uvas para vino probablemente pronto tendrán una mayor demanda, lo que hará que el vino sea más caro.

Un estudio de 2013 predijo que "los principales cambios geográficos globales" entre los viticultores, así como las fluctuaciones en los niveles de temperatura y humedad en Europa, Australia, América del Norte y Sudáfrica, esencialmente harán que la uva de vino perfecta sea un objetivo móvil.

Australia probablemente será el más afectado, ya que el 73% de la tierra allí podría no ser adecuada para el cultivo de uvas para 2050. La pérdida de California es casi tan alta como 70%.

Trigo

Se estima que para el año 2050 la producción mundial de trigo se reduzca hasta en un 25%. Dicha cifra resulta alarmante teniendo en cuenta que hablamos de un alimento básico para el consumo humano.

“Tenemos un modelo alimentario vulnerable, ya que ha desaparecido hasta un 75% de la diversidad agroalimentaria, lo que significa que nuestra alimentación depende en realidad de muy pocos cultivos”, destacó la periodista Esther Vivas, autora de “El negocio de la comida”.

Aceite de olivo

Como cualquier producto agrícola, las aceitunas son vulnerables al cambio climático.

Si bien algunos años pasan sin problemas, otros arrojan desafíos climáticos a los productores de olivos, como heladas inesperadas o sequías, que pueden tener efectos devastadores en la cantidad o calidad de sus cultivos.

A medida que el cambio climático continúa causando estragos en los patrones climáticos mundiales, predecir y responder a estos desafíos puede ser aún más difícil para los agricultores.

Carne roja

Este alimento se ha visto afectado dado que el 14.5% de los gases de efecto invernadero están producidos por un modelo ganadero que supone “desde el uso intensivo del suelo para producir herrajes a la deforestación, las necesidades hídricas y la producción para dar de comer a los animales”.

Todo ello aunado a “los gases que emiten los propios animales, ya que se ha demostrado que las flatulencias de las vacas generan gas metano, uno de los principales responsables del cambio climático”, detalló Vivas.

Una investigación encontró que se necesitan enormes cambios en la agricultura para evitar destruir la capacidad del planeta para alimentar a los 10 mil millones de personas que se espera que estén en el planeta en unas pocas décadas.


💬Ver 0 comentarios