En la imagen, un modelo de un Tyrannosaurus rex exhibido en el Museo de Historia Natural y Ciencias de Nuevo México. (AP) (semisquare-x3)
En la imagen, un modelo de un Tyrannosaurus rex exhibido en el Museo de Historia Natural y Ciencias de Nuevo México. (AP)

Washington — Un nuevo estudio dado a conocer el viernes describe una imagen del día en que hace cerca de 66 millones de años un asteroide chocó con la Tierra, cayó fuego del cielo y el suelo tembló mucho peor que con cualquier sismo moderno.

Fue el día en que casi toda la vida desapareció de la faz de la Tierra, incluidos los dinosaurios.

Los científicos aseguran haber hallado evidencia en Dakota del Norte sobre el asteroide que chocó en territorio que actualmente conforma México, incluso peces con vidrio caliente en sus branquias por los restos en llamas que regresaron a la Tierra. También reportaron el descubrimiento de árboles carbonizados, evidencia de un tsunami tierra adentro y ámbar derretido.

Por su parte, Jan Smit, de la Universidad de Ámsterdam, indicó que él y sus colegas hallaron huellas de dinosaurio de momentos antes de su extinción.

Smit añadió que las huellas -una de un hadrosaurio herbívoro y la otra de un carnívoro, quizá un Tyrannosaurus Rex pequeño- son “prueba definitiva de que los dinosaurios aun vivían al momento del impacto... Huían despavoridos, unos detrás de los otros” al momento de ser arrasados.

“Este es el golpe de muerte preservado en un sitio en particular. Esto es simplemente espectacular”, declaró el geofísico y experto en impacto Jay Melosh, de la Universidad de Purdue y quien no formó parte del estudio, pero editó el documento publicado el viernes por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (Actas de la Academia Nacional de Ciencias).

Melosh dijo que el estudio representa el “descubrimiento del siglo”. Sin embargo, otros expertos afirmaron que, si bien el trabajo resulta fascinante, tienen serias dudas sobre la investigación, incluyendo la falta de acceso al sitio de fósiles Hell Creek Formation para los científicos externos. Hell Creek -que se extiende por Montana, las dos Dakotas y Wyoming- es un arcón oculto de fósiles que incluyen numerosos tipos de dinosaurios, mamíferos, reptiles y peces atrapados en arcilla y roca de hace 65 a 70 millones de años.

Kirk Johnson, director del Museo nacional Smithsonian de Historia Natural y quien también ha estudiado el área Hell Creek durante 38 años, dijo que el estudio del pez, el vidrio y los árboles “muestran algunos de los detalles de lo que sucedió en EL DÍA. Todo eso resulta bastante interesante y son cuestiones muy válidas”. Pero agregó que debido a que el acceso al lugar es restringido, otros científicos no pueden confirmar el estudio. Smit dijo que las restricciones son para proteger el lugar de saqueadores.


💬Ver 0 comentarios