Un cráneo casi completo de la especie Australopithecus anamensis fue descubierto en Etiopía en 2016. (Dale Omori / Museo de Historia Natural de Cleveland)

Un equipo de investigadores ha detectados rastros de ADN de una especie de humanos aún no descubierta, quienes se relacionaron con los antepasados de los modernos africanos occidentales, según un estudio publicado en la revista Science Advances.

Este cruce, según los investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), sería similar al proceso ocurrido entre los antiguos europeos cuando se aparearon con los neandertales, que luego se extinguieron.

El proceso de cruce es conocido como introgresión, que ocurre cuando miembros de dos poblaciones se aparean, y los individuos híbridos resultantes se reproducen a su vez con miembros de las poblaciones parentales.

La introgresión explica por qué estudios recientes han hallado ADN de neandertal en poblaciones europeas modernas y ADN de denisovanos en las poblaciones de Oceanía.

Los científicos compararon 405 genomas de africanos occidentales con genomas neandertales y denisovanos y hallaron diferencias que se explican por procesos de introgresión con un homínido desconocido cuyos antepasados se separaron del árbol genealógico homo antes de los neandertales.

Las investigaciones recientes sugieren que, si bien los africanos occidentales modernos no tienen ascendencia neandertal o denisovana, sí tuvieron procesos de introgresión con otros linajes de homínidos.

Los autores señalan que este hallazgo ayuda a comprender cómo los homínidos arcaicos participaron en la variación genética de los africanos actuales, de la cual no se tenía información suficiente debido a la falta de registro fósil en África y el poco acceso a su ADN.


💬Ver 0 comentarios