El estudio presentado incluye mediciones mucho más precisas del campo magnético de Marte (NASA).

La sonda InSight de la NASA, que se encuentra en la superficie de Marte desde noviembre de 2018, ha realizado diversos hallazgos importantes sobre el planeta rojo, y uno de ellos acaba de ser anunciado por la agencia espacial estadounidense.

Y es que la nave detectó por primera vez pulsaciones magnéticas cuyo origen es desconocido, revelando que la superficie del planeta es mucho más poderosa en términos magnéticos de lo que preveían los científicos.

El planeta emite extraños pulsos electromagnéticos que duran hasta dos horas durante la noche marciana. Los pulsos en sí no son tan extraños en astronomía, pero lo raro es que solo ocurran por la noche.

El anuncio se dio a conocer durante una reunión del Congreso Europeo de Ciencias Planetarias y de la Sociedad Astronómica de Estados Unidos, en donde se detalló que la actividad magnética de Marte es frecuente.

“Estamos adentrándonos en la historia magnética de Marte de una forma novedosa”, afirma Paul Byrne, geólogo planetario de la Universidad del Estado de Carolina del Norte.

El estudio presentado incluye mediciones mucho más precisas del campo magnético de Marte. Además también se detectó una banda conductiva de dos millas de ancho debajo de la superficie, lo que revelaría más evidencias de la existencia de agua.

Desde su aterrizaje en noviembre de 2018, la sonda InSight ha recopilado información para ayudar a los científicos a comprender mejor las entrañas y la evolución del planeta rojo, tomando la temperatura de su corteza superior, grabando los sonidos de los sismos marcianos y midiendo la intensidad y la dirección del campo magnético del planeta.


💬Ver 0 comentarios