Diversas ranas halladas en Ecuador sorprendieron a científicos y público en general (Shutterstock).

Cada año, los esfuerzos de expediciones científicas en el mundo nos brindan nuevas especies que nos deslumbran. En Latinoamérica, a pesar de las amenazas a los bosques de la Amazonía, Orinoquia, la Chiquitania y el Gran Chaco, entre otros, aún se siguen encontrando animales nunca antes vistos.

Este 2019 que se va no ha sido la excepción, con anuncios de todo tipo. En este recuento resaltamos los descubrimientos en Colombia, Perú y Ecuador.

Las extrañas y coloridas nuevas especies de Colombia

En un año difícil en lo político para Colombia, donde los temas ambientales dieron mucho de qué hablar, sus bosques y ríos también llamaron la atención al encontrarse especies que sorprendieron a la ciencia. En Santander, científicos hallaron al cangrejo mandarina, la nueva especie de cangrejo de agua dulce con un color intenso. En el mismo departamento, una expedición encontró, luego de 50 años, a una cecilia, uno de los anfibios más misteriosos, pues son confundidos algunas veces con serpientes, aunque no están cubiertos por escamas, y con gusanos, pese a que son vertebrados.

Asimismo, la expedición Bio Apaporis 2018 sorprendió a los investigadores con la riqueza de flora y fauna de uno de los lugares más recónditos de la Amazonía de Colombia. Científicos del Instituto Sinchi encontraron 36 posibles nuevas especies para la ciencia. Seguro sabremos más de ellas a lo largo del 2020.

El año de las serpientes (y reptiles) en el Perú

En la zona central del Perú, el biólogo alemán Edgar Lehr sumó la especie 99 a sus descubrimientos, como parte de sus expediciones en el país, se trata de una largartija llamada ‘Yanesha’, por el pueblo nativo que vive en el territorio de Pasco. Y en Madre de Dios, una de las regiones más afectadas por la minería ilegal, un grupo de científicos encontró una rana de apenas una pulgada y tres lagartijas en la cuenca del río Los Amigos. Sin duda, el año de los reptiles en el país.

Lluvia de ranas en Ecuador

Si el año de nuevas especies en el Perú se caracterizó por los reptiles, en Ecuador fueron las ranas las que sorprendieron a científicos y público en general. Una nueva rana de cristal, que llamó la atención por su belleza, fue descubierta en la Reserva Río Manduriacu, que pasó de recién hallada a estar En Peligro Crítico. Otras dos nuevas especies se descubrieron en marzo, incluyendo una “cabezona”, y en el sur de los Andes se encontraron 11 nuevas ranas cutín.

Por otra parte, en el siempre cautivante archipiélago de Galápagos, dos nuevas especies de geckos o salamanquesas se descubrieron en la isla Isabela, en las faldas de uno de los volcanes más activos del mundo. Su hallazgo fue publicado dentro de la primera guía sobre los reptiles de esta zona tan asombrosa.

El resto del mundo

En el resto del mundo también hubo descubrimientos importantes, como el Mosquitero de Rote, la nueva especie de ave cantora en la isla del mismo nombre en Indonesia, que fue captada en vídeo. En la India, mientras tanto, el hocico puntiagudo peculiar y su intenso color hicieron que los científicos descubran a una víbora venenosa con un buen camuflaje. Pero, sin duda, el anuncio más importante fue la búsqueda de la Orca tipo D, que podría ser el “animal más grande del planeta que aún queda por describir”.


💬Ver 0 comentarios