Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El reciente caso del derrumbe de un mogote en Bayamón, la inminente publicación del tan hablado y esperado Plan de Uso de Terrenos (PUT), y la reciente noticia sobre cómo el aumento en el nivel del mar ha sobrepasado todos los pronósticos enfatizan la urgente necesidad de que se adopte en la Isla el concepto de la línea de separación de construcciones costeras (CCSL, por sus siglas en inglés) para proteger nuestras playas.


💬Ver 0 comentarios