Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La medusa fue ubicada a más de 3,000 pies de profundidad en la isla de San Benedicto, México (YouTube/ 2011ACVVV)

Estudiar criaturas marinas que viven en las oscuras profundidades del océano es bastante difícil, pero gracias a la evolución de la tecnología se han logrado grandes descubrimientos.

Un grupo de científicos halló una rara especie de medusa denominada “Deepstaria enigmática”, la cual luce como una bolsa plástica y vive en las aguas del Golfo de México, así como en los océanos Índico y Antártico.

Esta misteriosa especie fue vista por primera vez hace unos 50 años por el explorador francés Jacques Cousteau, cuando navegaba en el submarino Deepstar 4000, según revela el sitio National Geographic.

La razón por la que no se conoce mucho sobre este organismo, se debe a que se encuentra fuera de la vista del ser humano, ya que vive en la zona afótica del océano, a profundidades de unos 3,200 pies y en una oscuridad total.

Sin embargo, en noviembre de 2017, investigadores del programa de exploración oceánica de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) utilizaron un vehículo submarino operado por control remoto (ROV) con una cámara de sensibilidad ultra alta protegida por una gruesa esfera de vidrio, para obtener imágenes en el océano oscuro.

Fue así como el biólogo marino y explorador David Gruber y sus colegas de la Universidad de Rhode Island, lograron la grabación de la extraña medusa.

Sus hallazgos, que incluyen detalles sobre la tecnología innovadora y lo que podría ser la primera evidencia de una Deepstaria enigmática, se publicaron en la revista American Museum Novitates el pasado 11 de mayo.

La medusa fue ubicada a más de 3,000 pies de profundidad en la isla de San Benedicto, México.

El vídeo ha servido para constatar una extraña característica de la medusa: a diferencia de otras de su especie no tiene tentáculos. Los biólogos creen que suple esa carencia contrayendo de golpe su amplia cúpula para envolver a su presa completamente.

La criatura realizó ese movimiento delante de la cámara, aunque no se sabe con seguridad si fue una respuesta a la luz, o si simplemente se estaba desplazando.


💬Ver 0 comentarios