El descenso es generalizado en casi todas las familias, dándose en casi el 60% de las especies (EFE).

Para nadie es un secreto que el ser humano ha tenido responsabilidad en la extinción de varias especies de animales y plantas, pero un reciente estudio enciende aún más las alarmas.

Y es que de acuerdo con el documento publicado en la revista Science, en la actualidad existen cerca de 3,000 millones de aves menos que en 1970 en las regiones de Norteamérica, es decir Canadá y Estados Unidos.

El trabajo identifica los impactos del ser humano como principales culpables, entre los que destacan el uso de pesticidas e insecticidas, la muerte de insectos provocada por el uso de estos químicos o la intensificación agrícola.

Los investigadores, liderados por el Laboratorio de Ornitología de la Universidadde Cornell (Nueva York) detallan que las disminuciones se han producido en cientos de especies, incluso en aquellas que antes se consideraban abundantes.

"Esperábamos ver un declive continuado en las especies amenazadas", dijoen un comunicado el autor principal del estudio, Ken Rosenberg.

"Pero, por primera vez, los resultados también muestran pérdidas generalizadas entre las aves más comunes de todos los hábitats", añadió el también miembro de la organización American Bird Conservancy.

El estudio analizó la abundancia de 529 especies de aves que sobrevuelan los cielos de Norteamérica, y el descenso es generalizado en casi todas las familias, dándose en casi el 60% de las especies.

Pero es entre los paséridos (gorriones), aláudidos (alondras) y estúrnidos (estorninos) donde la desaparición llega hasta el 75%. Las rapaces y las aves acuáticas están entre las pocas que han ganado población.

Este análisis revela una crisis de biodiversidad en los hábitats de las aves de Norteamérica que se está generando a raíz del cambio climático. Estas disminuciones, podrían tener impactos ecológicos, evolutivos y económicos significativos, según detallan los expertos.


💬Ver 0 comentarios