(semisquare-x3)
(Suministradas)

La Habana, Cuba - El humor gráfico puertorriqueño fue muy bien recibido en la inauguración de “Fritanga y burundanga”, la primera muestra colectiva de caricaturistas boricuas y cubanos, que estará expuesta todo el mes de abril en la capital de la “Mayor de las Antillas”.

La exhibición comenzó a lleno total en la sede de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec), y es una de las principales previstas para la Bienal Internacional de Humorismo Gráfico desarrollada en este país del 31 de marzo al 3 de abril próximo.

El sabor de “Fritanga y burundanga” es predominantemente boricua con unas 30 obras de puertorriqueños, aunque están presentes destacados artistas gráficos cubanos como Alfredo Martirena, Adán Iglesias y Lázaro Miranda.

El boricua Kike Estrada, uno de los coordinadores de la exposición, explicó a El Nuevo Día que esta idea “se viene saboreando” hace varios años entre colegas de ambas islas y que a partir de un evento en Alcalá de Henares (España) comenzaron a trabajar en esta propuesta que esperan llevar pronto a Puerto Rico.

“Los boricuas y los cubanos nos buscamos como el agua, nos fuimos en el swing de esta Bienal en Cuba y este es el resultado, que ha sido muy chévere”, bromeó Estrada en la inauguración.

Sobre las características de las obras Estrada explicó que “los dibujos cubanos son muy de lo cotidiano del que vive aquí, mientras que los puertorriqueños son menos circunstanciales y sí más conceptuales sobre temas específicos, además de algunos muy buenos en el retrato personal. Están Juano Álvarez, Arturo Yépez, Gary Javier con una caricatura de Benicio del Toro, Lampón con un buen trabajo sobre Marc Anthony y Jesús Ortiz con sus obras barrocas maravillosas”.

Ortiz también viajó a La Habana, por primera vez, para presentar una parte de su obra y ha encontrado que sus “inquietudes como caricaturista coinciden con algunas de los cubanos”.

“Me interesa el tema político, económico, psicológico, mis trabajos son un poco sarcástico con una combinación de humor negro, este es un buen escenario para compartir mis obras. Trabajo mucho en las artes visuales, pero están pasando un montón de cosas en Puerto Rico y hay que ser mucho más directo con los conflictos y esa posibilidad me la da la caricatura”, explica Ortiz, quien además es pintor y escultor.

La muestra ofrece una visión amplia de diferentes estéticas dentro del humor gráfico actual. Predominan las ingeniosas reflexiones sobre la pobreza, sátira a situaciones recientes de la política boricua y el escenario internacional en Venezuela, Norcorea y las posturas de Donald Trump, caricaturas de personajes de las artes y el entretenimiento puertorriqueños.

Entre los planes de Estrada está fundar junto a otros colegas una revista satírica, “un tipo de publicación que no existe ahora en mi país, aunque las hubo antes, muchas”.

Por ahora lo más inmediato es disfrutar el éxito de “Fritanga y burundanga” en la Bienal de Humorismo Gráfico, donde también compite el boricua Carlos Aponte con la historieta “OM”, entre unas 300 obras de 43 países. 

“Este de Cuba es un gran evento, da placer encontrarse caricaturistas de distintos sitios, además de ver de frente lo que se está haciendo en varios lugares y conversar de cosas que tenemos en común”, concluyó Estrada.


💬Ver 0 comentarios