El príncipe Carlos disfrutó de la comida típica de Cuba. (Twitter.com / Clarence House) (semisquare-x3)
El príncipe Carlos disfrutó de la comida típica de Cuba. (Twitter.com / Clarence House)

La Habana, Cuba - Los príncipes británicos Carlos y Camila cerraron hoy su histórica visita a Cuba, luego de cuatro días repletos de actividades, en los cuales conocieron la historia, cultura y los principales proyectos científicos y ambientales de país, además de fortalecer los vínculos con la isla caribeña, en un momento complejo para las autoridades cubanas, que lidian con la hostilidad de Estados Unidos.

En horas de la tarde del miércoles, Carlos de Gales y Camila de Cornualles fueron despedidos en el Aeropuerto Internacional José Martí por la viceministra de relaciones exteriores Ana Teresita González Fraga y se marcharon en un jet bimotor de la Real Fuerza Aérea Británica. 

En la mañana, llegaron hasta una paladar cubana para degustar plato de la comida criolla cubana y acudieron al Centro de Inmunología Molecular (CIM) de La Habana, donde intercambiaron con pacientes que reciben tratamiento con medicamentos fabricados allí, como la vacuna para detener el avance del cáncer de pulmón.

Visitaron, igualmente, la Escuela Nacional de Equitación, para conocer de cerca la crianza especializada de caballos que allí se da.

Sus Altezas Reales fueron recibidos el domingo pasado también por González Fraga e inmediatamente pasaron por el monumento a José Martí en la Plaza de la Revolución para rendir sus tributos al prócer cubano.

El lunes, recorrieron zonas patrimoniales de La Habana Vieja y fueron recibidos por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de Cuba, en una reunión que fue calificada como un “cordial encuentro” en el que intercambiaron acerca del estado de las relaciones bilaterales, “basadas en la cooperación y el respeto mutuo”. Además, participaron en una cena ofrecida por el Jefe de Estado anfitrión.

El martes, asistieron a una exhibición de autos clásicos ingleses, visitaron la estatua de John Lennon en el barrio capitalino de Vedado e intercambiaron con especialistas sobre las políticas gubernamentales para la igualdad de género y con miembros del sector privado, entre ellos dueños de cultivos organopónicos.

Además, asistieron a la inauguración de un proyecto de energía solar en la Zona Especial de Desarrollo Mariel y en horas de la noche acudieron a una gala dedicada en su honor en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso.

Esta constituyó la primera visita oficial realizada por un miembro de la familia real a Cuba, aunque la Isla y Reino Unido mantienen relaciones históricas ininterrumpidas desde 1902, y durante los últimos años se ha profundizado el diálogo político entre ambos países, a pesar de que Estados Unidos mantiene una política contraria hacia la isla desde la llegada de Donald Trump.

Los miembros de la casa real británica realizaron una gira por varios países del Caribe, sin embargo, su estancia en Cuba fue la única visita oficial en el periplo y la más extensa.


💬Ver 0 comentarios