Una selección que buscaba la clasificación a los venideros Juegos Olímpicos perdió a seis de sus elementos durante una escala en Estados Unidos. (Shutterstock)

La Habana, Cuba - El fantasma de las fugas de jugadores cubanos apareció nuevamente, ahora  en la ciudad canadiense de Toronto, donde cinco futbolistas abandonaron la selección nacional que el pasado sábado enfrentó allí a la escuadra local, en un partido correspondiente a la Liga de Naciones de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe (Concacaf).

Previo al duelo, en el que los visitantes encajaron una escandalosa goleada de 6-0, varios medios locales comenzaron a divulgar que los jugadores David Urgellés y Orlendiz Benítez habían abandonado la concentración del equipo y se encontraban en paradero desconocido. 

Nada más concluir el duelo, comenzaron a circular otras informaciones anunciando que los capitalinos Andy Baquero y Alejandro Portal, junto al cienfueguero YordanSanta Cruz, habían tomado la decisión de desvincularse del equipo, que encarará diezmado su próxima presentación frente a los canadienses.

Ese partido está programado para mañana, martes, en Trinidad y Tobago, sede que acogerá los partidos como local de la selección cubana, pues la cancha del estadio Pedro Marrero de La Habana no reúne las condiciones exigidas por la Concacaf para este tipo de partido. 

La nueva estampida de futbolistas eleva hasta 14 la cifra de jugadores que han abandonado selecciones nacionales cubanas en lo que va de año. Durante la pasada Copa de Oro disputada en varias ciudades de Estados Unidos, y en la que Cuba recibió sonadas palizas, tres titulares del equipo no terminaron el torneo, entre ellos uno de sus capitanes, el central Yasmani López, dejaron el onceno para quedarse en suelo estadounidense.

Poco después, una selección que buscaba la clasificación a los venideros Juegos Olímpicos perdió a seis de sus elementos durante una escala en Estados Unidos. 

Pero no todo fueron malas noticias para el fútbol cubano.

En medio de esta situación, el pasado fin de semana se consumó un hecho histórico para el deporte cubano, con el debut de Luis Paradela con el Reno FC, de la United Soccer League (UCL) –segunda división del fútbol estadounidense- , lo que le convirtió en el primer deportista cubano que incursiona en un torneo profesional de los Estados Unidos sin romper sus vínculos con el sistema deportivo de la Isla. 

El jugador de 22 años tenía firmado un contrato con el club guatemalteco Universidad de San Carlos (USAC), que logró cederlo en condición de préstamo cuando descendió de categoría. Su llegada al Reno, filial del San José Earthquake de la Major League Soccer (MLS), se concretó a través de una Visa P-1A, que autoriza la entrada al país de aquellos que van a competir temporalmente en los Estados Unidos y tienen un reconocimiento internacional. 

La contratación de jugadores en ligas extranjeras ha sido una estrategia del deporte cubano en general, para intentar minimizar la fuga de talento, pero muy poco efecto ha logrado en el caso del fútbol, que ha sufrido las bajas de más de 40 jugadores en los últimos tres lustros.


💬Ver 0 comentarios