(Agencia EFE)

La Habana, Cuba – Cuba rechazó este viernes las nuevas medidas de la administración de Donald Trump que harán más difícil el envío de remesas a la isla por parte de los familiares que viven en Estados Unidos.

Desde el próximo 9 de octubre solo podrán enviar 1,000 dólares por persona al trimestre en lo que el Gobierno cubano consideró como un endurecimiento del embargo que pesa sobre la isla desde hace décadas.

"No doblegarán la voluntad de los cubanos y crecerá el rechazo universal contra el bloqueo", escribió en su cuenta de la red social Twitter, el canciller cubano Bruno Rodríguez.

El jefe de la diplomacia cubana consideró que estas sanciones son porque Estados Unidos responsabiliza a La Habana “de su fracaso en forzar el derrocamiento del gobierno bolivariano” de su aliado Nicolás Maduro.

“Estados Unidos miente descaradamente para justificar implementación de nuevas medidas de agresión contra Cuba”, dijo Rodríguez en su cuenta de Twitter.

Las nuevas reglas eliminarán la autorización que existía para las remesas en la categoría de donativos y no permitirán el envío de dinero a no familiares, pero sí lo hará a particulares que formen parte de la economía del sector no estatal.

Otras de las sanciones serán a las conocidas como transacciones 'de giro en U', por lo que no se podrá procesar transferencias de fondos a Cuba a las instituciones bancarias que estén sujetas a la jurisdicción estadounidense, aunque la transferencia se originen y terminen fuera de Estados Unidos.

Estas medidas revierten la política de apertura que impulsó Barack Obama y que permitió que no hubiese límites a la cantidad ni frecuencia de las remesas que los cubanos enviaban a sus familiares en la isla.


💬Ver 0 comentarios