Varias personas ptotegidas con mascarillas en La Habana, Cuba. (AP)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

--

La Habana, Cuba - Las autoridades sanitarias cubanas no han reportado muertes por COVID-19 en una semana, mientras los casos de la enfermedad se mantienen consistentes por debajo de 20 y centrados en básicamente tres provincias de país, lo que Cuba ha conseguido por un esquema de manejo integral de la emergencia.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap) informó hoy que por séptimo día seguido las muertes relacionadas a la COVID-19 se han mantenido en 79, a la vez que se detectaron 13 nuevos positivos al coronavirus SARS-CoV-2, para un total de 1,900 casos confirmados en el país. Nuevamente se reportaron más altas que positivos, al liberarse 35 pacientes.

Los casos se centraron en las tres provincias más activas, La Habana, Villa Clara y Matanzas.

“Al día de hoy se mantienen ingresados 246 personas, de ellas 238 presentan evolución clínica estable, dos en estado crítico y seis graves; se acumulan 79 fallecidos (ninguno en el día), dos evacuados y 1,573 pacientes recuperados (35 ayer)”, precisó el Minsap.

El doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Minsap, destacó que el logro cubano para detener la pandemia está relacionado con el manejo integral de la enfermedad para evitar su propagación.

En Cuba se hospitaliza a todo paciente que da positivo, junto con todos sus contactos directos, mientras que los contactos de segundo nivel son vigilados en sus casas. A todos se les hacen pruebas para detectar la enfermedad entre el tercer y quinto día.

Antes de salir de los hospitales, a los 14 días, se les hace otra prueba y si da positiva, deben quedarse en el hospital hasta que dé negativa. A las altas, se le hacen pruebas de seguimiento para descartar el virus, tras 14 días de estar en sus casas.

En el manejo del virus en nuestro país hay que mencionar el aislamiento en centros específicos a los contactos, sospechosos y pacientes confirmados. Primero, la búsqueda, después su ingreso y tratamiento. Desde el momento en que un paciente ingresa en un centro de vigilancia empieza con un tratamiento. Eso es lógico, pero no pasa así en otros lugares del mundo”, explicó el especialista.

“En segundo lugar, Durán señaló la pesquisa activa que se realiza por médicos de la familia, estudiantes de medicina y el personal de la salud en general. Además, del uso de la auto pesquisa online”, agregó.

“Tercero, los estudios poblacionales que estamos haciendo; entre ellos el PCR en tiempo real (prueba para detectar coronavirus) que ya ha confirmado tres casos”, indicó.

Durán García señaló que en Cuba se utilizan tratamientos y métodos de diagnóstico específicos, además de la administración de Interferón Alfa 2b, Cloroquina, los péptidos CIGB 210 y el CIGB 300, junto a una serie de medicamentos preventivos a los grupos de riesgo.

“A los pacientes recuperados se les ofrece seguimiento para detectar posibles secuelas de la enfermedad”, manifestó.


💬Ver 0 comentarios