El parte oficial destacó que Cuba ha enviado 21 brigadas de profesionales de la salud a 20 países, las cuales se suman a grupos de colaboración médica en otras 60 naciones. (AP / Ramón Espinosa)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

La Habana, Cuba - El gobierno cubano llamó hoy a la cooperación internacional para enfrentar la pandemia de COVID-19 que aqueja al mundo, a la vez que fustigó a Estados Unidos por mantener medidas restrictivas que atentan contra la salud de Cuba y otros países del mundo.

En una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), Cuba expresó que “la pandemia demuestra la necesidad de cooperación pese a las diferencias políticas”.

El comunicado indica que “el impacto de la COVID-19 puede medirse ya y podrá evaluarse en el futuro por la impresionante cantidad de personas infectadas, por las cifras inaceptables de muertes, por el daño indiscutible a la economía mundial, a la producción, el comercio, el empleo y los ingresos personales de millones de personas. Es una crisis que rebasa con creces el ámbito sanitario”.

Cuba disparó directamente a Estados Unidos, al sostener que “la comunidad internacional afronta esta amenaza global en momentos en que la mayor potencia militar, económica, tecnológica y comunicacional del planeta despliega una política exterior dirigida a atizar y promover los conflictos, las divisiones, el chovinismo y posiciones supremacistas y racistas”.

Criticó duramente la decisión de Estados Unidos de congelar los fondos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al calificar su acción de “mezquina intención de aprovechar el momento para imponer su dominación y agredir a países con cuyos gobiernos tiene discrepancias”.

Censuró que se sigan tomando medidas represivas contra Venezuela y que no se aligeren las sanciones económicas contra países como Irán, Nicaragua y Cuba, para poder garantizar los recursos mínimos para enfrentar la pandemia.

“Otro ejemplo es elataque inmoral y persistente contra el esfuerzo cubano de brindar solidaridad a aquellos países que han solicitado cooperación para enfrentar la COVID-19. En vez de dedicarse a promover la cooperación y estimular una respuesta conjunta, altos funcionarios del Departamento de Estado de ese país dedican su tiempo a emitir declaraciones de amenaza contra aquellos gobiernos que, ante el drama de la pandemia, optan soberanamente por solicitar ayuda a Cuba”, expresó el gobierno cubano en su declaración.

“Estados Unidos comete un crimen y lo saben sus funcionarios cuando, al atacar en medio de una pandemia la cooperación internacional que brinda Cuba, se propone privar a millones de personas del derecho humano universal a los servicios de salud”, agregó.

Cuba hizo un llamamiento a “coordinar la producción y distribución de equipamiento médico, medios de protección y medicinas” y que la “cooperación y solidaridad” encabecen un “esfuerzo internacional y políticamente desprejuiciado para desarrollar y compartir la investigación científica”.

El parte oficial destacó que Cuba ha enviado 21 brigadas de profesionales de la salud a 20 países, las cuales se suman a grupos de colaboración médica en otras 60 naciones.

“También hemos compartido algunos de los medicamentos producidos por la isla que, según nuestra práctica, tienen eficacia probada en la prevención o el tratamiento de la enfermedad. Adicionalmente, nuestro personal médico ha participado desde Cuba y vía teleconferencias en consultas y debates sobre tratamientos específicos para pacientes o grupos particulares de estos en varios países”, indica la nota del Minrex.

Llamó a poner fin al bloqueo o embargo que Estados Unidos mantiene contra la isla, el cual dificulta la llegada de recursos médicos a la isla y adelantó el tétrico escenario que quedará luego de la pandemia.

“Quedará entonces la crisis económica y social que viene provocando a su paso y cuyas dimensiones nadie es capaz de vaticinar con certeza. No puede esperarse a ese momento para aunar voluntades en aras de superar los grandes problemas y amenazas que encontraremos y responder a los que arrastramos desde antes que la pandemia comenzara a cobrar las primeras vidas”, expresó el gobierno cubano.

Quedará también la incertidumbre sobre cuán preparada estará la Humanidad para la próxima pandemia. Aún es tiempo de actuar y de movilizar la voluntad de los que hoy tienen la responsabilidad de hacerlo. Si se deja para las futuras generaciones, podrá ser demasiado tarde”, concluye el documento.


💬Ver 0 comentarios