Erick Hernández es conocido en la isla por tener diversos récords Guinness en el manejo del balón de fútbol. (Suministrada)

La Habana, Cuba - En la sala de su casa, como medida de aislamiento para combatir el COVID-19, el cubano Erick Hernández impuso hoy un récord mundial Guinness en dominio del balón de fútbol, al pegarle 188 toques sólo con la cabeza durante 30 segundos, en la posición de parado.

Aunque las condiciones eran bien disímiles a sus anteriores intentos, pues esta vez lo hizo en un espacio mucho más reducido al acostumbrado, el llamado “Dominador habanero” quebró su propia cota del orbe de 187 golpes a la esférica establecida en 2011, la cual aparece homologada en el afamado Libro de Récord Guinness.

Este intento fue seguido por tres árbitros internacionales cubanos, incluida Irazema Aguilera, quien posee la máxima categoría de la FIFA, por lo cual puede ser avalado oficialmente.

“Me entrené par de horas diarias durante varios meses, y el trabajo fundamental fue con el control del balón, aunque trabajé mucho los ejercicios de abdominales, de elasticidad, el trote en el lugar, planchas, saltos y dominio alterno de la pelota con los pies”, comentó Erick vía telefónica a la Agencia Cubana de Noticias.

“También preparé mucho el músculo del esternocleidomastoideo, que sufre mucho en estas pruebas con la cabeza”, aseveró el Dominador, quien dedicó el triunfo a los médicos y personal sanitario que se esfuerza en evitar la propagación del coronavirus en Cuba y el mundo.

Hernández es conocido en la isla por tener diversos récords Guinness en el manejo del balón de fútbol y sus gestar son ampliamente difundidas en la prensa nacional e internacional.


💬Ver 0 comentarios