Un taxista es visto usando tapabocas como una medida contra el coronavirus, en La Habana, Cuba. (EFE/ Yander Zamora)

La Habana, Cuba - Dos pacientes, de los 21 confirmados con COVID-19 en centros hospitalarios de Cuba, pasaron a estado crítico en la noche del viernes, informó hoy el doctor José Raúl de Armas Fernández, jefe del Departamento de Enfermedad Transmisible del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

El especialista confirmó a la prensa que se trata de un ciudadano cubano, ingresado en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí y un italiano que se mantiene aislado y bajo tratamiento en el Hospital Militar Fermín Valdez Domínguez, de la provincia de Holguín, centro escogido en esa región del oriente para la asistencia a los infectados con el nuevo coronavirus.

Destacó que se trabaja intensamente con ellos y precisó que el Minsap dispone de un grupo de expertos, que junto con los equipos que los evalúan directamente en terapia intensiva, toman las decisiones necesarias en tiempo real para intentar salvar la vida de ambas personas.

De Armas Fernández explicó que la COVID-19 es una enfermedad nueva y bastante impredecible, y que en ocasiones los casos alrededor del sexto al undécimo días hacen una regresión del cuadro inicial, aspecto que los sitúa en estado de gravedad.

Resaltó que los 20 pacientes positivos ingresados aún pueden transferir el nuevo coronavirus, por lo que se mantendrán aislados en tanto dure el período de los 14 días, y añadió que si aparece otra evidencia de capacidad de transmitir la enfermedad por mayor tiempo, los sujetos se mantendrían aislados hasta que no constituyan un factor de transmisión.

“Hasta ahora no tenemos transmisión intrínseca en Cuba, estamos en la primera etapa y consideramos que gracias a las medidas anunciadas ayer por el gobierno cubano podremos brindar una mejor respuesta y controlar en el menor tiempo posible la situación epidemiológica”, acotó el médico.

Recordó que los cinco pacientes con la COVID-19 que se identificaron el viernes son una ciudadana belga de 25 años y los restantes son cubanos con viajes previos a naciones como España, Francia y Guyana.

El jefe del Departamento de Enfermedad Transmisible del Minsap aseguró que se han descartado 342 personas sospechosas que, si bien presentan procesos respiratorios, influenza A principalmente, no tienen etiología asociada a la COVID-19.

Con 21 casos confirmados, en Cuba se mantienen ingresados para vigilancia epidemiológica 716 pacientes, mientras 28,139 personas son vigiladas por el sistema de atención primaria por contactos indirectos con personas infectadas.

El país determinó regular sus fronteras a partir del próximo martes y sólo podrán entrar residentes en la isla, mientras que los extranjeros deberán abandonar Cuba.


💬Ver 0 comentarios