El “Empress of the seas” fue la última embarcación estadounidense en tocar puerto cubano, debido a las nuevas sanciones impuestas por el gobierno de Trump.

La Habana, Cuba - El gobierno cubano repudió la decisión de Estados Unidos de cancelar los viajes de cruceros a Cuba y aseguró que las medidas de presión no harán que la isla claudique en su apoyo a Venezuela.

“El Gobierno Revolucionario de la República de Cuba repudia en los términos más enérgicos las medidas anunciadas por el Gobierno de Estados Unidos el 4 de junio de 2019, con las que refuerza el bloqueo económico impuesto a Cuba por más de 60 años, a un costo para la economía cubana que en 2018 superaba los 134,000 millones de dólares a precios corrientes y la cifra de 933,000 millones de dólares, tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional” sostiene la declaración emitida la noche del miércoles.

“Esta nueva escalada, con efecto a partir del 5 de junio, refuerza aún más las duras restricciones que ya sufren los ciudadanos estadounidenses para viajar a Cuba, agrega prohibiciones absolutas para embarcaciones de todo tipo procedentes de Estados Unidos y prohíbe de inmediato que buques cruceros visiten nuestro país”, agrega. 

“La pretensión continúa siendo arrancarle concesiones políticas a la nación cubana, mediante la asfixia de la economía y el daño al nivel de la población. En este caso particular, las medidas buscan también impedir que el pueblo de Estados Unidos conozca la realidad cubana y derrote así el efecto de la propaganda calumniosa que a diario se fabrica contra nuestro país”, indica.

El gobierno cubano reiteró que 650,000 estadounidenses viajaron a la isla en 2018, a los que se sumó medio millón de cubanos residentes en Estados Unidos, lo que apunta a que las medidas de la administración de Donald Trump “son acciones que desprecian la opinión mayoritaria de los estadounidenses”.

La declaración de Cuba mantiene la “solidaridad” con Venezuela y la califica de “no negociable”, además de reafirmar que los 20,000 cubanos en suelo venezolano no tienen nada que ver con mas fuerzas armadas. 

“Para los cubanos, la traición no es una opción. No somos ingenuos, son ya 150 años de ardua lucha por nuestra independencia, teniendo que enfrentar desde el primer día las ambiciones hegemónicas del imperialismo norteamericano”, expresa el documento.

“Cuba no se dejará amedrentar, ni distraer de las tareas esenciales y urgentes del desarrollo de nuestra economía y la construccióndel socialismo. Estrechamente unidos, seremos capaces de enfrentar las adversidades más desafiantes. No podrán asfixiarnos, ni podrán detenernos”, concluye.

Estados Unidos emitió el martes nuevas restricciones a los viajes a Cuba, entre ellas una prohibición expresa a los viajes “persona a persona” y el uso de cruceros, lo cual liquida las dos formas más usadas actualmente por los estadounidenses para llegar a la isla.

Aunque dejó inalteradas doce licencias para poder viajar a la isla, y enfatizó que empresas agrícolas, tecnológicas, bancarias, farmacéuticas y de infraestructura continúan con vía libre para operar en la isla, siempre y cuando cumplan con las estipulaciones establecidas por el embargo económico, la administración de Donald Trump atacó a la yugular del turismo cubano.


💬Ver 0 comentarios