El presidente de Biocubafarma, Eduardo Martínez, explicó que el fármaco cubano es capaz de suplir la deficiencia de interferón que causa el coronavirus en el organismo humano. (Foto: Twitter / Biocubafarma)

La Habana, Cuba.- Las autoridades sanitarias cubanas informaron hoy que China utilizó exitosamente un medicamento desarrollado en Cuba para el tratamiento del coronavirus COVID-19, el cual ha sido colocado en el protocolo de tratamiento de la enfermedad y estará disponible para la población de la isla, así como para la exportación.

Ejecutivos de la empresa Biocubafarma, que produce y mercadea los medicamentos fabricados en Cuba, señalaron hoy que el Interferón alfa 2B humano, desarrollado por científicos cubanos y compartido con China a través de una compañía de capital mixto entre los dos países, ha resultado muy efectivo en el tratamiento del brote de coronavirus surgido en Wuhan.

Señalaron que los chinos han recomendado que el medicamento sea colocado en el protocolo de tratamiento del COVID-19, lo cual ha sido acatado por diversos países, como España e Italia, y la propia Cuba.

El presidente de Biocubafarma, Eduardo Martínez, explicó que la empresa ha puesto miles de dosis del Interferón a disposición de los hospitales cubanos, que deben ser suficientes para atender la emergencia en los próximos meses.

Sostuvo que Cuba está en la posición de vender el medicamento en el mercado internacional en grandes cantidades y que han recibido acercamientos de países de todas partes del mundo para comprar o informarse sobre el Interferón.

Declinó revelar los nombres de los países, pero aseguró que Cuba tiene la capacidad de seguir produciendo la medicina y para que sea utilizado mientras dure la pandemia de COVID-19 decretada por la Organización Mundial de la Salud.

Sostuvo que es imposible determinar cuánta gente podría enfermarse en Cuba, aunque aseguró que el país ha tomado las medidas para limitar los contagios y que una batería de 22 medicamentos necesarios para el protocolo de tratamiento está disponible para ser usada.

“Tenemos la capacidad de tratar a todos los pacientes una vez se enfermen y de, a la vez, suplir el mercado internacional”, manifestó Martínez.

El Interferón alfa 2B humano recombinante, desarrollado en 1986 por un equipo de investigadores del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Cuba, ha sido usado en miles de pacientes cubanos y se encuentra entre los medicamentos empleados actualmente para combatir al nuevo coronavirus COVID-19.

El doctor Eulogio Pimentel Vázquez, director general de la entidad perteneciente al Grupo Empresarial BioCubaFarma, expresó que en el transcurso de seis lustros el producto mostró su eficacia y seguridad en la terapia de enfermedades virales, como las Hepatitis B y C, el Herpes zóster (popularmente llamado culebrilla), VIH-Sida y Dengue.

Tiene la propiedad de interferir la multiplicación viral dentro de las células y también ha sido utilizado en el tratamiento de distintos tipos de carcinomas.

“La elección de las autoridades médicas chinas parautilizarlo contra el coronavirus obedece a que de manera general este virus disminuye la producción natural de interferón en el organismo humano y el fármaco cubano es capaz de suplir dicha deficiencia, fortaleciendo el sistema inmunológico de los pacientes aquejados por la contagiosa dolencia respiratoria que el ocasiona”, aseveró el doctor Pimentel Vázquez.

A partir de una transferencia tecnológica hecha por el CIGB al país asiático, en 2003 fue creada la empresa mixta chino cubana ChangHeber, con sede en la ciudad de Changchun. Diez años después, se inauguró allí una moderna planta, que en la actualidad fabrica productos biotecnológicos creados en la “Mayor de las Antillas”, incluyendo el Interferón alfa 2b recombinante.

El medicamento recibió en 2012 el Premio Nacional de Innovación Tecnológica, conferido por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) y el Premio Nacional de Salud en 2013.

Los especialistas informaron que no es una vacuna, pero que Cuba trabaja en estos momentos en una vacuna para atacar las distintas gamas de los coronavirus, la cual no estará disponible durante la pandemia, por el poco tiempo que hay para ensayos clínicos serios.


💬Ver 0 comentarios