La entidad indicó que ayer se estudiaron 1,857 pruebas y 52 arrojaron resultados positivos. Hasta el momento Cuba ha hecho 37,991 pruebas y 1,337 son positivas (3.5%). (EFE / Yander Zamora)

La Habana, Cuba - Las autoridades sanitarias cubanas informaron hoy que la isla superó el medio centenar de muertes por la COVID-19, mientras 52 nuevos positivos fueron detectados en la isla, para un total de 1,337 casos de la enfermedad, causada por el virus SARS-CoV-2.

El Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap) emitió su reporte diario de la enfermedad, en el cual sostuvo que encuentran ingresados en hospitales 3,462 pacientes sospechosos de la enfermedad, mientras otras 6,560 personas se vigilan en sus hogares.

La entidad indicó que ayer se estudiaron 1,857 pruebas y 52 arrojaron resultados positivos. Hasta el momento Cuba ha hecho 37,991 pruebas y 1,337 son positivas (3.5%).

“Los 52 nuevos casos confirmados fueron cubanos. De ellos, 34 (65.3%) fueron contactos de casos confirmados y 18 (34.6%) no se precisa la fuente de infección”, informa el reporte.

“De los 52 casos diagnosticados, 29 (55.7%) fueron hombres y 23 (44.2%) fueron mujeres. Los grupos de edades más afectados fueron: menores de 40 años con 25 casos (48.1%), seguido del grupo de más de 60 años con 15 casos (28.8%). El 53.8% (28) de los casos positivos fueron asintomáticos”, agrega.

Se registraron dos fallecidos, para acumular 51 desde que el primer positivo a la enfermedad se registró el pasado 11 de marzo. Cuba ha estado reportando muertes a diario desde la semana pasada.

Los dos fallecidos fueron una cubana de 60 años residente de La Habana, con antecedentes de diabetes y obesidad. A ella se suma otro cubano de 62 años, también de La Habana, igual paciente de diabetes y con hipertensión.

Francisco Durán García, director Nacional de Higiene y Epidemiología del Minsap, dio el pésame por las víctimas y señaló que “siempre decimos que esta es una enfermedad de letalidad alta. Con mucho dolor y a nombre del gobierno cubano queremos dar las condolencias y más sentido pésame a los familiares, amigos y compañeros de trabajo de estas personas que han fallecido”.

El especialista aseguró que el país trabaja para mejorar la inmunidad de las personas ante el brote de la COVID-19.

“Indiscutiblemente, las personas que tienen síntomas desde el comienzo de la enfermedad, muchas veces evolucionan con más complicaciones y en esto afectan los factores de la edad y las enfermedades asociadas, que hacen que la evolución sea hacia la gravedad, el estado crítico o el fallecimiento”, expresó.

“Por ello, el país trabaja en mejorar la inmunidad, con varios esquemas, además de que el Interferón Alfa 2B Recombinante se aplica desde el primer momento, tres veces a la semana por vía intramuscular, tanto a pacientes confirmados como a sospechosos, para que la evolución sea satisfactoria”, agregó.

Durán García mantuvo que también hay una modalidad a través de gotas que se aplicarán a personas muy expuestas, como los trabajadores de la salud, para mejorar su inmunidad y evitar que se contagien del virus o que lo padezcan con complicaciones.

Precisó que en la isla se comenzó a usar el plasma de los pacientes recuperados de la enfermedad, aunque “no es una práctica nueva, ya fue utilizada en el enfrentamiento al ébola, que es lo mismo que se hace ahora con la COVID-19… A nivel internacional ya varios países lo están haciendo. En Cuba ya se incorporaron varias provincias en este uso, y se ven los frutos en los pacientes que se encuentran ingresados. Los requisitos son que la persona que lo dona debe estar sana y cumplir con los requerimientos para cualquier donación de sangre”.


💬Ver 0 comentarios