La duquesa Camila de Cornualles y su esposo, el príncipe Carlos de Gales, causaron furor entre la población cubana al recorrer las calles de La Habana Vieja. (AP / Ramón Espinosa) (semisquare-x3)
La duquesa Camila de Cornualles y su esposo, el príncipe Carlos de Gales, causaron furor entre la población cubana al recorrer las calles de La Habana Vieja. (AP / Ramón Espinosa)

La Habana, Cuba - El príncipe Carlos de Gales y la duquesa Camila de Cornualles recorrieron hoy La Habana Vieja acompañados por el historiador de la ciudad Eusebio Leal, como parte del programa de su visita a Cuba, la primera que realizan miembros de la casa real británica a la isla.

Las Altezas Reales visitaron el Palacio de los Capitanes Generales, en el que apreciaron una tarja develada con motivo de su visita en la que se evoca la ocupación de esta capital por las tropas británicas comandadas por Jorge Keppel, tercer conde de Albemarle, bajo el reinado de Jorge III a mediados en 1762.

El Príncipe y la Duquesa, junto a Leal, develaron una estatua frente al colegio San Gerónimo en la que se evoca la figura del famoso dramaturgo inglés William Shakespeare. 

La Duquesa de Cornualles concluyó su recorrido en el hogar materno infantil Doña Leonor Pérez, mientras que el Príncipe continuó hasta la Plaza Vieja.

Posteriormente, El Príncipe de Gales y Leal visitaron la Escuela Taller Gaspar Melchor de Jovellanos, centro que forma obreros calificados en las diferentes especialidades que se requieren para la restauración de edificios con valor patrimonial.

Llegaron también hasta el Salón Correo, sitio que fue visitado en 2014 por Ban Ki-moon, entonces secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y al convento de San Francisco de Asís, donde concluyó el recorrido.

A su paso por las calles habaneras, los cubanos respondían entusiasmados y curiosos por la presencia de las figuras reales británicos. Fotos, gritos de bienvenida e intentos de acercarse a la pareja fueron la norma.

“Mira que uno vez cosas, hasta los príncipes quieren venir a Cuba, a ver si nos ayudan con el Trump este”, dijo una mujer que se identificó como Delia, a El Nuevo Día, tras cruzarse en una de las calles con el tumulto.

Esta noche, el Príncipe de Gales y la Duquesa de Cornualles serán recibidos por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de Cuba, quien declaró a través de la red social Twitter que Cuba se honra “en recibirlos y mostrarles con orgullo la nación que somos y que esta visita expresa el buen estado de las relaciones entre ambos países”.

Sus Altezas Reales llegaron el domingo a La Habana y fueron recibidos en el Aeropuerto Internacional José Martí por la viceministra de Relaciones Exteriores Ana Teresita González.

Luego visitaron la Plaza de la Revolución para colocar una ofrenda floral en el monumento a José Martí.

“He aprendido mucho sobre José Martí”, dijo Carlos tras su visita, según un comunicado de su residencia oficial, la Clarence House.

La visita de los miembros de la casa real británica forma parte de una gira que realizan por varias islas del Caribe, aunque su presencia en Cuba será la más extensa y la única con carácter oficial del periplo.

Con este hecho se ratifica el camino emprendido en los últimos años por el Reino Unido y Cuba para profundizar el diálogo político entre ambos países y fortalecer las relaciones bilaterales en todos los ámbitos.


💬Ver 0 comentarios