Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo de España, ratificó hoy en La Habana que “existe un presente y un futuro” en las inversiones de esa nación europea en Cuba. (AP / Ismael Francisco)

La Habana, Cuba - España defenderá a capa y espada los intereses de las empresas españolas en Cuba ante la activación por parte de Estados Unidos del Título III de la Ley Helms-Burton, pero esa postura ha llegado de la mano de un reclamo de las compañías ibéricas para que la isla pague cientos de millones de dólares que tiene acumulados en deudas, a la vez de un pedido de que reduzca sus altos niveles de burocracia.

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo de España, ratificó hoy en La Habana que “existe un presente y un futuro” en las inversiones de esa nación europea en Cuba, no sólo en el turismo, sino también en sectores como energía renovable y transporte.

“No sólo hay un presente, sino futuro y por lo tanto el compromiso de España de estar defendiendo los intereses de las empresas españolas en la isla”, dijo la ministra este lunes a la prensa internacional destacada en La Habana como parte del primer día de su viaje oficial. “Hoy con mi presencia aquí quería también acompañar ese compromiso”.

La visita de Maroto se da en el marco de la Feria Internacional de Turismo de Cuba (FitCuba), la cual se dedica a España, pero el viaje incluirá un foro con empresas españolas que operan en la isla, además de enviar un mensaje firme desde el gobierno ibérico hacia Estados Unidos, en oposición al Título III de la Ley Helms Burton, el cual permite demandas en suelo estadounidense contra compañías que mantienen operaciones en propiedades confiscadas tras el triunfo de la Revolución.

Nuestra voluntad es seguir invirtiendo en Cuba y que nuestras empresas tengan la voluntad de contribuir al desarrollo de la isla… la apuesta por el mercado cubano es una apuesta no sé si segura, pero sí cierta”, indicó la funcionaria, quien aceptó que la medida de activar el Título III el pasado 2 de mayo, bajo el cual ya se presentaron las primeras demandas en Estados Unidos, ha sido nociva.

“Hay preocupación en el sector empresarial y hay preocupación en el gobierno de España y en el marco de la comisión europea… La incertidumbre no es buena cuando hablamos de inversiones, pero el hecho de tomar medidas da certezas de que va a haber una hoja de ruta, de que la empresa va a estar acompañada”, mantuvo.

Para reafirmar sus intenciones operacionales en Cuba, el gobierno español anunció que dos oficinas, una en La Habana y otra en Madrid, respaldarán y asesorarán a los más de 300 empresarios españoles, la mayoría pequeños y medianos, que pudieran ser demandados bajo el Título III.

Para ellos se activó la segunda fase de un fondo de inversiones de unos 420 millones de dólares que busca solventar las deudas que Cuba mantiene con empresas españolas y comprometa a la isla con el pago de 336 millones de dólares en cuentas por cobrar con compañías ibéricas.

La ministra expresó que Cuba debe pagar lo que debe, pues su conducta está causando problemas financieros a pequeños y medianos comerciantes españoles. Invitó al gobierno cubano a establecer un plan de pago serio, que permita dar paso a un proceso de inversión más agresivo, además de revisar sus procesos, para reducir los altos niveles de burocracia que afectan el proceso inversionista.

La presencia de Reyes Maroto en Cuba da un espaldarazo a las autoridades cubanas en un momento crítico, pues España es el mayor socio europeo de la isla.

La ministra visitará instalaciones turísticas españolas en Cuba, como las de cadenas internacionales como Melía e Iberostar, las cuales podrían estar expuestas a demandas bajo el Título III por sus vínculos con el aparato militar cubano.

El periplo se da un momento en que Cuba anunció que alcanzó los dos millones de visitantes al país.

Manuel Marrero Cruz, ministro del sector, anunció que a esa cifra se llega 12 días antes que en el pasado año. 

En conferencia de prensa, directivos del Ministerio de Turismo informaron que durante la recién concluida temporada alta los principales mercados europeos -Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y España- registraron decrecimientos de entre un 10 y un 13 por ciento en la emisión de viajeros hacia Cuba, realidad similar a que vive el Caribe en general. No obstante, el país cerró el primer cuatrimestre con un crecimiento de siete por ciento en el arribo de visitantes internacionales.

En ese período Canadá se mantuvo en la primera posición entre los mercados emisores, con 624,530 turistas, y en el segundo lugar se encuentra Estados Unidos, con 257,500 visitantes, para un crecimiento de 93.5 por ciento, a pesar de la política del gobierno de ese país de limitar los viajes a Cuba.

Mercados como Rusia, Chile y Colombia crecieron sus emisiones a Cuba, contribuyendo así  a compensar las cifras totales de arribos a la Isla, informó el gobierno cubano.


💬Ver 0 comentarios