(semisquare-x3)
Florencia Kirchner. (Agencia EFE)

La Habana, Cuba - Florencia, la hija de la expresidenta y senadora de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, se seguirá recluida en Cuba para ser tratada de un trastorno de estrés postraumático en la clínica CIMEQ, una institución militar en la cual se atiende a la alta dirigencia cubana y que ha servido de centro de salud a figuras de la política izquierda latinoamericana.

La propia Fernández de Kirchner reveló el dato en su cuenta de Twitter, al señalar que “el viernes, en Tribunales, presentaremos el resumen de la historia clínica de Florencia donde se detallan los diagnósticos médicos sobre su salud. Fue ella, en virtud de las mentiras y falsedades publicadas en estos días, quien me pidió que se conozcan públicamente”.

Agregó en la cuenta social que “(Florencia) piensa que de este modo terminará el circo de violencia sobre ella y su estado de salud... No se... La verdad es que me hubiera gustado no tener que hacerlo, pero es tanto el odio y la violencia que ejercen contra su persona, que tal vez tenga razón”.

La exmandataria envió un mensaje de agradecimiento a los médicos y auxiliares del hospital “especialmente al Dr. Roberto Castellanos Gutiérrez y al Dr. Charles Hall Smith, por su capacidad, pero sobre todo por su humanidad”.

La exmandataria argentina voló de regreso a Argentina el jueves en la tarde y fue despedida por el Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, quien señaló también en Twitter que “despido en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana a la expresidenta y senadora de la República #Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, quien culmina su visita privada a nuestro país”.

Florencia, por su parte, deberá permanecer en La Habana porque el equipo médico sostiene en su historial médico que “la paciente se encuentra realizándose un estudio integral que aún no ha culminado y tratamiento fisioterapéutico diario.  Por todo lo anterior no se recomienda viajar”.

El CIMEQ, o Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas, es quizás la institución médica con mayor reputación en Cuba y cuenta con los profesionales más preparados en diversos campos de la medicina, desde especialistas en cirugía hasta tratamientos para el cáncer.

Fundado en 1982 por Fidel Castro Ruz, tiene una labor de asistencia, pero su mayor foco es docente y de investigación, pues entre sus paredes suelen darse tratamientos experimentales o procedimientos quirúrgicos noveles en el país.

No es un hospital de acceso universal, como la mayoría en Cuba. Allí es atendida la alta dirigencia, junto con sus familias, así como componentes de la oficialidad de las Fuerzas Armadas. Los propios hermanos Castro Ruz están entre su lista de pacientes VIP.

En el CIMEQ pasó parte de su tratamiento el fenecido expresidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, y también fue operado el mandatario boliviano Evo Morales.

Para entrar allí hace falta contactos directos con los altos mandos cubanos.

En el 2017, la institución sufrió uno de sus mayores escándalos, cuando su dirigencia fue removida por sospechas de vender turnos médicos y aceptar dinero para realizar estudios y cirugías a cubanos o extranjeros que querían ponerse en manos de los mejores médicos y el mejor equipamiento disponible en el país.

El CIMEQ forma parte del Polo Científico del Oeste de La Habana y el acceso está restringido a personal autorizado o personas con un permiso puntual para visitas o citas médicas.

Desde las afueras de las instalaciones, todo lucía normal este jueves y los familiares de pacientes desconocían de la presencia de Florencia, aunque no negaron escuchar rumores de su presencia en la instalación.

“No sé nada de eso directamente, pero la gente comenta, los empleados y los familiares de los pacientes, que la Cristina anda por ahí, pero nosotros no vimos nada de eso”, dijo una mujer que no quiso identificarse al salir de la institución, quien aseguró que tiene familiares dentro del hospital.

Otra pareja de personas dio declaraciones similares a las afueras de la clínica, sin querer entrar en detalles para evitar algún problema con la seguridad militar que hay en la instalación.

Cristina Fernández de Kirchner realizó una visita privada a Cuba para acompañar a Florencia, en media de la cual fue recibida por el presidente cubano Miguel Díaz-Canel y el primer secretario del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro Ruz.


💬Ver 0 comentarios