hablan sobre su afición a la serie de HBO

La Habana, Cuba - Con ingenio y mucha pasión, los cubanos se las han arreglado para seguir casi en tiempo real la serie televisiva “Game of Thrones”, de la cadena HBO, la cual llega el domingo a su fin y mantiene a mucha gente en vilo para conocer cómo se resolverá la historia.

La fiebre se le ha pegado hasta la televisión nacional, que se ha mantenido transmitiendo temporadas previas -en estos momentos la cuarta entrega-, aunque sin contar con los derechos para ello.

Los cubanos pueden ver la serie esencialmente de tres formas: en la casa de un extranjero que pague las altas sumas que cuesta en la tener sistema de cable, a través de una cuenta de servicio de streaming de HBO con aparatos preparados para ello o esperando la misma noche o al día siguiente para copiar el capítulo en el conocido “Paquete Semanal”.

El Paquete es un sistema de piratería mediante el cual los cubanos pagan dos dólares semanales a un suplidor que les permite copiar archivos de todo tipo de cosas, desde películas y series, hasta aplicaciones móviles y programas de computadora.

Los llamados “paqueteros”, quienes se dedican a distribuir El Paquete, han visto crecer su negocio, pues los fanáticos de Juego de Tronos están dispuestos a pagar lo que sea por ver una buena copia del programa la misma noche o al día siguiente.

“Últimamente son los lunes mis mejores días, pues casi todo el mundo espera que esté disponible el capítulo del domingo para venir a copiar. Aunque alguna gente con acceso a buenas conexiones tratan de verlo en vivo, la mayoría llama ese día para saber si ya lo tenemos “, explica al El Nuevo Día el joven José López, uno de los tantos que en la capital cubana se dedica a “mover” el Paquete.

“Desde que estoy en esto nunca había visto tanto furor con una serie, pero eso es en todo el mundo. Es por eso que casi a las 12 horas de transmitido en vivo, ya lo tenemos hasta con los subtítulos y casi siempre el lunes por la mañana ya está corriendo, y en muy buena calidad”, añade.

Desde los centros escolares hasta las paradas de guaguas, no es extraño toparse con personas que siguen la serie y, más que comentarla, se baten en discusiones en torno a por qué se vio tan oscura la batalla contra “los muertos”, o qué pasará después que Daenerys  decidiera  masacrar con su dragón a toda una ciudad.

Selene Villafañe, una cuentapropista de 47 años, cuenta cómo la conoció cuando la serie se podía alquilar en los DVD piratas que, antes la irrupción del Paquete, formaban parte de un boyante negocio que llegó a tener hasta una categoría legal dentro de las variantes aprobadas por el Estado para el naciente sector privado.

“Así vi sólo la primera temporada y le perdí el ritmo. Después vi que la estaban transmitiendo por el canal Multivisión. Como no había visto algunos capítulos casi mevuelvo loca tratando de entenderla, pero la seguí.  Al principio no noté que hubiese ese interés entre la gente, pero a medida que fueron pasando las temporadas si vi esa furia, la gente empezaron hablar de ella, y hasta mis hijos comenzaron a buscar en las redes los premios que había ganado y me lo comentaban. Así fue como me enganchó”, apunta.

La irrupción de los datos móviles en Cuba supuso subir un escalón para los seguidores de Juego de Tronos, sobre todo para los más jóvenes. Los deseos de verla lo más rápido posible y evitar los spoilers, los lleva a esperar hasta altas horas de la madrugada del lunes descargando los capítulos.

El estudiante Miguel Ángel Bulit, cuenta cómo cuando comenzó la serie no la seguía, y eso era motivo de burla y rechazo de los compañeros con los que compartían cuarto en un internado preuniversitario. “No me interesaba, pero un día la vi en el Paquete y me puse a verla. Me gustó tanto que tuve que buscar el principio y desde entonces no he parado”, dice.

Pasó de ver temporadas completas de un tirón a sufrir ahora la espera de toda una semana lleno de expectativas y siguiendo las teorías de cómo será la siguiente entrega. “Se disfruta, porque llegas al capítulo con muchísimos deseos. Antes me conformaba con verla los lunes, pero no se si fueron las expectativas que generó esta temporada, pero ahora es muy duro llegar a la escuela y enterarte que sucedió. Ya no puedo esperar”, comenta con entusiasmo.

De momento, sus expectativas sobre la temporada final andan divididas. “No han pasado las cosas que yo quería y en parte eso a mí me ha sorprendido, pero me ha gustado. La serie ha llegado a definir mis estados de ánimo. Si creo que está mala, me he llegado a sentir mal unos días, pero aun así nunca me decepciono con ella. Esta vez han sido muy pocos capítulos para toda la expectativa que generó tanta espera, y creo que también se han concentrado en hacerla tan espectacular que han descuidado un poco las historias y los personajes”, reflexiona.

No obstante, Miguel Ángel y su hermano de 15 años Marcos Antonio, se sienten listos para esperar pacientemente las horas necesarias y disfrutar este mismo domingo el desenlace, aunque con diferentes expectativas.

“Espero que en el último capítulo Jon reaccione, con la presión que ponga Sansa, la presión que ponga Tyrion, y que se olvide del amor por Danerys por todo lo que ha hecho. Jon debe tener el trono y es lo que espero. No es mi teoría sino lo que quiero que suceda para estar satisfecho”, señala.

“Todo el mundo espera eso, pero creo que a pesar de todo lo que Danerys haya hecho, y que el rey legítimo se Jon, cree que ella seguirá siendo la reina”, riposta Marcos.

Otros, como Selene, prefieren esperar y aceptar las cosas como lleguen. “El capítulo anterior fue decepcionante para mí, pero pase lo que pase, yo no tengo ese ánimo de estar criticando la serie. Juego de Tronos me enamoró de una manera que no hay nadie que pueda quitarme eso. Si Danerys se queda en el trono, no me importaría, pero por lo menos le deben hacer resistencia a lo que representa. Nos hemos acostumbrado a perder personajes queridos y que suceda lo que no queremos, a jugar con nosotros y tenernos esperando por el otro capítulo y por eso creo que esta serie nos ha gustado mucho más que otras. Lo que suceda en el último capítulo no va a cambiar que sea mi serie favorita por todos los tiempos”.


💬Ver 0 comentarios