Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, Estados Unidos mantiene una intensa presión económica sobre Cuba y una de sus estrategias se centra en impedir la entrada de combustibles fósiles desde Venezuela.
Desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, Estados Unidos mantiene una intensa presión económica sobre Cuba y una de sus estrategias se centra en impedir la entrada de combustibles fósiles desde Venezuela. (Ramón “Tonito” Zayas)

La Habana, Cuba - Las sanciones impuestas por Estados Unidos a Cuba, las cuales complican la llegada de combustibles a la isla, ha pasado recibo al gas licuado, el cual escasea en las calles, por lo cual el gobierno cubano llamó a la población a ahorrar.