En esta semana que concluye hoy Cuba ha acumulado 59 casos positivos, 176 altas y dos muertes, mientras que en el último reporte se informó que sólo hay tres casos graves y no hay pacientes críticos. (AP / Ramón Espinosa)
En esta semana que concluye hoy Cuba ha acumulado 59 casos positivos, 176 altas y dos muertes, mientras que en el último reporte se informó que sólo hay tres casos graves y no hay pacientes críticos. (AP / Ramón Espinosa)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

La Habana, Cuba - El presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez reclamó que Cuba ha logrado importantes avances en la lucha contra la COVID-19, como registrar más altas que positivos y reducir considerablemente el número de casos graves o las muertes, por lo que llamó a darle “el golpe final a la pandemia”.

El mandatario cubano, que encabeza el grupo de respuesta que enfrenta la pandemia en la isla y a diario da a conocer por la televisión los reportes de las provincias y las medidas que se toman en los ámbitos sanitarios, económicos y de seguridad pública, sostuvo que ese paso debe darse sin bajar la guardia ante la enfermedad.

Ahora lo más importante es darle el golpe final a la epidemia, acortar su transmisión y que ello nos lleve a una posición de seguridad para poder tomar nuevas decisiones con relación al comportamiento del país”, subrayó Díaz-Canel.

“Es una semana que también ha transitado con avances en la estrategia de enfrentamiento a la pandemia y que nos va dando señales de que vamos alcanzando un momento ya de menos complejidad”, agregó.

El entusiasmo de Díaz-Canel no es infundado, a la luz de los números reportados en la semana entre el 17 y 23 de mayo, cuando, por segunda semana seguida, se registraron más altas que positivos, mientras que las muertes y casos críticos o de gravedad se han mantenido por debajo de la media internacional.

En esta semana que concluye hoy Cuba ha acumulado 59 casos positivos, 176 altas y dos muertes, mientras que en el último reporte dado a conocer por el Ministerio de Salud Pública (Minsap), se informó que sólo hay tres casos graves y no hay pacientes críticos.

“Como siempre hemos manifestado, eso no nos puede llevar a la confianza,porque cada vez que hay un exceso de confianza aparece un transiente o una oscilación en el comportamiento, como es el caso, del nuevo foco en la tienda La Época”, expresó el mandatario. “Hoy podíamos haber tenido menos de diez casos y subimos a quince”.

Díaz-Canel se refirió a un evento de contagio múltiple ocurrido en la popular tienda habanera, en el cual, informó el gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, “se han confirmado siete casos y cinco están pendientes de resultados”. La entidad, aun cuando estaba cerrada al público, mantenía ventas virtuales y la entrega de módulos para vender en los barrios.

De hecho, 13 de los 15 positivos reportados hoy por el Minsap son de La Habana, la mayoría vinculados a ese incidente en la tienda La Época. Este es el día que más casos se han registrado en un solo día en Cuba desde el 15 de mayo, cuando se reportaron 22, la mayoría producto también de otro evento de contagio múltiple.

Díaz-Canel lamentó las dos muertes reportadas esta semana y señaló que “el nivel de fallecimientos va siendo menor y tiene que ver mucho con el impacto de la aplicación de los protocolos terapéuticos y a partir también de la aplicación de los medicamentos desarrollados en el país”. Además del “importante trabajo que se está haciendo, sobre todo en las salas de terapia intensiva, por parte del personal médico y paramédico”.

El Presidente cubano destacó que el 86.5 por ciento de los enfermos han sido dados de alta y que van 21 días seguidos en que hay más pacientes saliendo de los hospitales, que los positivos a la enfermedad.

“Hay cifras que son muy interesantes, por ejemplo, tuvimos en toda la semana solo 59 casos positivos. Después que entramos en pandemia, es la semana que menos casos positivos hemos tenido dentro de la complejidad, o sea sin contar la semana en que aparecieron los primeros casos...Hoy nosotros solo tenemos como pacientes activos el 9.1 por ciento de todos los que han enfermado”, expresó.

“Ese es un indicador importante, porque cuando se sobrepasa el 90 por ciento de pacientes que han salido del sistema, indudablemente la epidemia va amortiguándose en el tiempo. No obstante,  insistimos en no tener exceso de confianza y en seguir manteniendo el rigor con la aplicación de las medidas”, agregó.

Dado el escenario positivo, Díaz-Canel afirmó que “se sigue estudiando y se tiene una idea bastante clara de las propuestas, para, en el momento que entendamos y de una manera gradual, sin precipitaciones y con mucha responsabilidad para evitar rebrotes, ir pasando a la normalidad posible en esta situación y sobre todo con la influencia que tiene la pandemia en el mundo”.

Aseguró que “de manera organizada los organismos de la Administración Central del Estado y los expertos han estado haciendo propuestas muy inteligentes y creo que podemos manejar también esta situación”.

El Minsap reportó hoy que se encuentran ingresados en hospitales 631 pacientes y otras 1,699 personas se vigilan en sus hogares por sospechas de COVID-19. En el último reporte se informó de 1,718 pruebas realizadas, de las cuales 15 dieron positivos. El país acumula 92,629 pruebas y 1,931 positivos (2.1%). 

Los 15 nuevos casos confirmados fueron cubanos, 100 por ciento fueron contactos de casos confirmados y el 60 por ciento (9) fueron asintomáticos. Son los asintomáticos el mayor dolor de cabeza de esta pandemia.

De acuerdo con Francisco Durán García, jefe de Epidemiología del Minsap, el número de casos asintomáticos que se ha reportado en el mundo es uno de los aspectos que hacen muy complejo el manejo de la enfermedad, pues se transmite el virus aún cuando no hay síntomas.

“Los pacientes pueden ser presintomáticos (se sabe que los va a desarrollar), post sintomáticos (desaparecieron los síntomas pero el virus sigue presente) y la persona asintomática (el portador que nunca ha tenido síntoma alguno de la enfermedad). Esta es una característica presente en otras enfermedades como la fiebre tifoidea”, explicó el especialista.

Señaló que algunos estudios sobre el tema, como uno realizado en Italia, encontró que el 43 por ciento de las personas positivas al coronavirus no mostraron ningún síntoma en el momento en que se les realizó la prueba, mientras que Japón encontró que el 30 % de los ciudadanos evacuados de Wuhan, la ciudad China donde comenzó la pandemia, estaban infectados, pero eran asintomáticos.

“En nuestro país, remarcó, el 50 por ciento de los casos diagnosticados han sido asintomáticos en el momento del diagnóstico. Dicho tema es importante, no sólo desde el punto de vista científico, sino para entender la necesidad de la búsqueda constante de casos, contactos y sospechosos”, concluyó el especialista.