Los abogados Maritza Reyes, Carlos Perez Irizarry, el alguacil del Condado de Orange, John Mina y Kira Romero, de la organización Latino Justice durante un panel efectuado como parte de una vigilia de la comunidad hispana en Orlando. (José Javier Pérez/ El Nuevo Día)

Orlando – Impulsados por el temor de convertirse en blancos de algún acto de odio, organizaciones hispanas de la Florida Central realizaron esta noche una vigilia para orar por la paz y la tolerancia.

El evento ecuménico se realiza en el Centro para la Vida Espiritual, una entidad que se define como una organización espiritual no sectaria, que ubica en el 709 Edgewater Drive en Orlando.

La reunión tuvo como telón de fondo eventos que las organizaciones catalogaron como respuestas de intolerancia y discrimen, como en el caso de siete empleadas puertorriqueñas -la mayoría enfermeras- que trabajan para una clínica del Departamento de Salud de Florida que ubica en la ciudad de Haines (como a una hora y al suroeste de Orlando) a quienes se les ha prohibido hablar español.

También se discutió el caso de la veterana del ejército de Estados Unidos, la puertorriqueña Frances Santiago, quien ha enfrentado una controversia con la asociación de residentes de su comunidad por colocar frente a su residencia, y donde antes tenía ondeando la bandera de Estados Unidos, la monoestrellada de Puerto Rico.

A lo anterior se suman hechos violentos donde se han utilizado armas y donde se han registrado muertos y heridos, como los de El Paso, Texas, y en Dayton, Ohio.

En el evento participaron líderes y representantes de organizaciones hispanas de base comunitaria, y grupos profesionales como Hispanic Federation, Latino Justice, Asociación de abogados puertorriqueños de Florida; Cámara de comercio puertorriqueña de Florida Central; Clínica de asistencia legal de la comunidad puertorriqueña; Casa de Venezuela; Casa de Puerto Rico; Alianza for Progress; Centro para la vida espiritual e Iniciativa Acción Puertorriqueña, entre otras.

“Queremos enviar un mensaje claro: que la única manera de combatir el odio es con amor”, dijo el abogado puertorriqueño Anthony Suárez, quien dirige la Clínica de Asistencia Legal de la Comunidad Puertorriqueña.

“Aquí en Florida tenemos una medida que permiten a la policía intervenir en cualquier momento con personas hispanas para determinar si tienen o no sus documentos, y esto crea un ambiente de desasosiego y malestar. Por eso hemos convocado esta vigilia donde, aparte de orar, queremos informar a las comunidades sobre qué deben hacer en situaciones como estas”, dijo Suárez.

En el evento se observó la presencia de Luis Martínez, ayudante especial del alcalde de Orlando en asuntos de la comunidad Hispana; y la comisionada del Condado de Orange, la boricua Maribel Cordero.

Duranta el evento se presentaron varios videos como uno con el último discurso del expresidente republicano Ronald Reagan en el cual habló sobre cómo Estados Unidos se distinguía por ser el único lugar en el mundo donde personas de diversas nacionalidades podían convertirse en americanos, y cómo los inmigrantes han ayudado a enriquecer a los Estados Unidos.

“La violencia que hemos visto en los últimos 10 años es algo que no nos debe sorprender. Lo que si nos debe sorprender es que luego de tantos años sigamos hablando de los mismo. Cada año cerca de 3,000 personas mueres por armas y hay una ola de violencia contra nuestra comunidad y esos no se puede negar”, dijo Yanidsi Vélez, directora de Hispanic Federation en Florida.

El panel de la noche fue una manera de iniciar una conversación constante entre la comunidad sobre incidentes de odio que se han levantado contra la comunidad hispana en Estados Unidos, dijo Kira Romero, portavoz de la organización Latino Justice y quien moderó la discusión.

“Queremos hace run llamado de acción y que nuestra comunidad se involucre, que vote”, dijo Romero.

Durante el panel, integrado por los abogados Maritza Reyes, Carlos Perez Irizarry y el alguacil del Condado de Orange, y cuyo padre es de Palestina, John Mina, se habló de parte de la historia de Estados Unidos que estuvo impulsada por personajes hispanos, como Juan Ponce de Leon, quien fue gobernador de Puerto Rico y descubrió Florida; cómo Estados Unidos adquirió jurisdicciones que antes estaban bajo dominio español o mexicano (como California, Oregón, Puerto Rico) y cómo el concepto hispano fue uno creado en Estados Unidos porque ese grupo eran considerado como “diferentes”.

“Molesta el tener que contar la historia de cómo los hispanos estamos aquí para que se entienda que hemos estado aquí mucho hace tiempo, que merecemos estar aquí y que no nos vamos a ir. Los hispanos y el idioma español son parte de la historia de Estados Unidos”, dijo Reyes.

“Lo que está ocurriendo hoy día ha pasado desde los orígenes de este país. Esos insultos no son nuevos. LO diferente es que estamos en el Siglo 21 pero ¿hemos aprendido la lección? Estamos viviendo la historia. En 100 años cuando nos estudien se preguntarán ¿cómo pudieron haber hecho eso? Les pido que piensen en esto”, agregó la abogada y profesora.

Plantearon que el llegar a un nuevo país debe implicar el aprender un idioma, no perder el nativo; hablaron de la necesidad de que en los currículos de las escuelas públicas se discuta la historia d ellos latinos como parte integral de la historia de Estados Unidos;  y discutieron los conceptos de crimen de odio, terrorismo doméstico.

“América es para todos”, dijo Mina al narra cuando su padre -que nació en Palestina- le hablaba que en Estados Unidos la gente puede ir a donde quiere y tiene libertades que no existen en el país de su progenitor.

“Pero hay personas que les motiva el odio, como nos pasó aquí con la tragedia en la discoteca Pulse. Pero como servidor público, pensamos mucho en esto y trabajamos para reforzar las leyes y tatar de evitar de que estas cosas pasen”, dijo el oficial.

“Conocemos muchos de esos grupos (terroristas) y siempre le tenemos el ojo puesto sobre las cosas que coordinas contra la comunidad”, aseguró. “Los encontramos en las redes sociales, el internet y así es como encontramos las actividades que planifican. Todo es basado en el odio”, agregó el alguacil.

Dijo que la cifra sobre casos de crímenes de odio es bajo porque apenas se reporta. “Necesitamos que la comunidad hispana lo reporte para nosotros poder actuar”, declaró.


💬Ver 0 comentarios