Una persona es sacada en camillas del crucero al llegara Fort Lauderdale. (AP)

Fort Lauderdale - Un crucero en el que al menos dos pasajeros murieron de coronavirus mientras estaban excluidos de los puertos sudamericanos finalmente atracó el jueves en Florida después de dos semanas en el mar y días de negociaciones con funcionarios locales inicialmente resistentes.

El crucero Al Zaandam y a un barco hermano enviado para ayudarlo, el Rotterdam, se les permitió descargar pasajeros en Port Everglades después de llegar a un acuerdo detallado con funcionarios que temían que desviaría los recursos necesarios de una región que ha visto un aumento en los casos de virus.

Los funcionarios del condado de Broward y Holland America, la compañía que opera los barcos, anunciaron el acuerdo poco antes de que los barcos llegaran al puerto.

Holland America inicialmente dijo que 45 personas que estaban levemente enfermas permanecerían a bordo hasta que se recuperaran, pero el plan de atraque publicado más tarde el jueves indicó que 26 pasajeros y 50 miembros de la tripulación estaban enfermos. Se señaló que la compañía había asegurado el acceso en dos hospitales locales para 13 pasajeros y un miembro de la tripulación que necesitaba atención médica.

Durante casi tres semanas, los pasajeros no han podido pisar tierra firme.

Cuatro pasajeros de edad avanzada murieron en el Zaandam, al menos dos de COVID-19, dijo William Burke, director marítimo de Carnival Corp., propietario de los barcos. Nueve personas dieron positivo para el nuevo coronavirus, dijo Burke a principios de esta semana.


💬Ver 0 comentarios