El domingo otro barco de la misma compañía, el Regal Princess, no pudo atracar en Port Everglades. (Archivo)

Las autoridades sanitarias han prohibido a un segundo crucero de Princess Cruises atracar en el puerto Everglades, en Fort Lauderdale, Florida, hasta que no se determine que dos miembros de la tripulación están libres de coronavirus, informaron medios locales.

El barco está realizando desde el pasado 1 de marzo un crucero por el canal de Panamá, Costa Rica y el Caribe que está previsto que finalice el día 11 de marzo en Port Everglades, donde zarpó.

Dos de los tripulantes a bordo trabajaron antes en cruceros donde se produjo algún caso de coronavirus, razón por la cual deben someterse a las pruebas para detectar si están infectados por exigencia de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.

El domingo otro barco de la misma compañía, el Regal Princess, no pudo atracar en Port Everglades hasta que no se hizo las pruebas a dos tripulantes que podían haber estado expuestos al coronaviurs.

El barco estuvo todo el día navegando a lo largo de la costa de Florida hasta que se conoció el resultado de los análisis, que fue negativo, y pudo atracar finalmente anoche en el puerto, según conformó la compañía con sede en Santa Clarita (California) en un comunicado.

Otro barco de Princess Cruise Lines, el Gran Princess, está actualmente varado en Oakland (California) y en cuarentena, porque se detectaron más de 20 casos de coronavirus, la gran mayoría entre la tripulación.

Previamente el Diamond Princess estuvo en cuarentena en el puerto de Yokohama, en Japón, con 3.700 personas a bordo, de las cuales más de 700 se contagiaron la enfermedad y seis de ellas murieron.

Según la compañía, los dos tripulantes del Caribbean Princess que deben hacerse análisis ahora fueron transferidos a ese barco hace más de 10 días y están aislados en camarotes individuales.

El crucero suspendió su escala de hoy en las islas Caimán, pero sí hará una breve parada técnica para abastecerse de los kits de análisis y después pondrá rumbo hacia Florida, aunque no podrá entrar a puerto hasta que los CDC no lo autoricen.

El Departamento de Estado, siguiendo instrucciones de los CDC, recomendó este domingo a los ciudadanos estadounidenses que tengan problemas de salud no viajar en cruceros por el brote de COVID-19.

“Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades señalan un mayor riesgo de infección de COVID-19 en el entorno de un crucero”, señaló el Departamento de Estado.

Dos de los tres casos sospechosos de coronavirus registrados en el condado Broward están relacionados con personas que llegaron a lazona a bordo de cruceros, según informó el Gobierno local sin dar más detalles.

Las autoridades de salud de Florida reconocen la existencia de 13 casos en el estado, dos de ellos letales.


💬Ver 0 comentarios