Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Las mujeres llevaron la queja ante la oficina de Recursos Humanos del Departamento de Salud en el Condado de Polk y escribieron una carta a las oficinas centrales del Departamento de Salud en la capital de Florida en Tallahassee.

Orlando - La organización Latino Justice determinó ayer, miércoles, acoger la representación legal de las siete mujeres puertorriqueñas empleadas de una clínica del Departamento de Salud de Florida en la ciudad de Haines y quienes denunciaron que allí se les prohibió hablar español, supo El Nuevo Día.


💬Ver 0 comentarios