Las mujeres llevaron la queja ante la oficina de Recursos Humanos del Departamento de Salud en el Condado de Polk y escribieron una carta a las oficinas centrales del Departamento de Salud en la capital de Florida en Tallahassee.

Orlando - La organización Latino Justice determinó ayer, miércoles, acoger la representación legal de las siete mujeres puertorriqueñas empleadas de una clínica del Departamento de Salud de Florida en la ciudad de Haines y quienes denunciaron que allí se les prohibió hablar español, supo El Nuevo Día.

La información fue confirmada esta mañana por Ricardo Negrón, coordinador de servicios legales de esa entidad.

“Ayer las llamamos y se lo notificamos”, dijo el portavoz de esa organización no gubernamental que a través de la práctica del derecho procura que la justicia sea accesible y equitativa a las comunidades y busca educar y promover los derechos ciudadanos.

Al momento, los abogados de la organización tienen pendiente efectuar reuniones adicionales con las empleadas puertorriqueñas para delinear la estrategia del caso, indicó Negrón al aclarar que no hay más detalles del caso al momento.

Al día de hoy, el Departamento de Salud ha preferido no emitir comentarios sobre este caso.

De inmediato, no fue posible obtener una reacción de las trabajadoras, quienes son: Mairylí Miranda, la enfermera ponceña Laura Rivera, la oficial administrativa de Comerío María Rivera, la secretaria mayagüezana Débora Torres, la enfermera de Río Grande Irkania Orama y la enfermera arecibeña Nilian Quiñones.

El trabajo de Latino Justice ha cobrado prominencia sobre todo luego que el año pasado ganara un caso en los tribunales para que el estado de Florida tradujera al español las papeletas electorales en aquellos condados con una importante población hispana.

El caso de las siete empleadas boricuas de esta clínica ha llamado la atención pública pues todas fueron contratadas porque, precisamente, dominaban el español, idioma que es requerido en esa instalación de salud dada la alta clientela de pacientes de origen hispano.

Por otro lado, si bien es cierto aprender, dominar y utilizar el inglés, en realidad Estados Unidos no tiene un idioma oficial, mucho menos en un estado tan diverso, multicultural y con orígenes hispanos como Florida, han dicho portavoces de otras organizaciones latinas que han dado públicamente su apoyo a estas trabajadoras.

Aparte de Latino Justice, las organizaciones que apoyaron a las empleadas son Boricua Vota, Boricuas de Corazón, Bring it Home, FLIC, Faith in Florida, For Our Future, Hispanic Federation, Misión Boricua, Organize Florida, Puerto Rico Connect y Vote Riders.


💬Ver 0 comentarios