Adolescente alega que fue expulsado del Bath & Racquet Fitness Club, donde practica el tenis, luego de que un hombre le dijera que fuera a "cortar grama" porque hablaba español.

La familia de los adolescentes expulsados de un club deportivo porque presuntamente hablaban español, celebró que el protagonista del incidente, Martin Hyde, retiró su candidatura a comisionado por el Distrito 2 de la ciudad de Sarasota, Florida.

El tío de los jóvenes afectados, José Irizarry, quien además brindó la información a El Nuevo Día, contó que en un principio el político republicano ofreció $50,000 para comprar el vídeo al entrenador que viaja con los menores cuando sus padres no pueden.

“Lo que más me sorprende es que el método de justicia aquí fue el bochorno a través de las redes sociales y que sea más rápido y efectivo que otros métodos de justicia. Si me hubiesen llamado como abogado, me hubiese tomado dos años llevar este caso”, dijo Irizarry.

Hyde participa de una manifestación junto a correligionarios del Partido Republicano de Sarasota. (Suministrada)

“Hyde intentó comprar el video el día del incidente. Ofreció $50,000 al entrenador que viaja con los nenes cuando los padres no pueden. Pero lo único que se le pedía a Hyde era que se disculpara con los niños”, agregó en entrevista con este diario.

En una entrevista que ofreció a la cadena CBS, Hyde aceptó su comportamiento erróneo. No obstante, negó que haya sido porque los boricuas hablaban español.

“Entiendo que me equivoqué al ser tan agresivo como lo fui, pero pensé que estaba protegiendo a mis hijos. Ya dejé mi campaña porque soy realista y sé que suficientes personas creerán que la única forma de proteger a los que me importan es alejarse”, mencionó Hyde, quien nunca respondió una petición de entrevista de este periódico.

Cary Cohenour, presidente del Celsius Tenis Academy, que utiliza como cede el Bath & Racquet Club donde ocurrió el incidente, indicó a este diario que los jóvenes puertorriqueños hablaban en voz alta mientras los hijos de Hyde entrenaban.

“No soy un santo, pero ahora esto ha alcanzado un nivel en el que están embelleciendo lo que sucedió con elementos que nunca ocurrieron. ¡Como si incluso andase por ahí con $50,000 para mantener a la gente callada! No soy Donald Trump, soy un hombre de negocios de un pueblo pequeño ", mencionó Hyde en declaraciones reproducidas por el periodista David Begnaud.

Hyde tiene expediente judicial

En el 2017, Hyde fue multado por violar la ley electoral cuando donó $4,000 a un partido de acción ciudadana para que este hiciera llegar dinero al Partido Republicano de Sarasota de manera que la colectividad política lo endosara, a pesar de que esto estaba prohibido. Tuvo que pagar una multa por $1,500 por sus acciones.

Mientras, una búsqueda en el archivo de la corte de Sarasota muestra que Hyde tiene varios casos de violencia de género, expedientes judiciales por no detenerse ante el pedido de un policía, varios incidentes por no detenerse ante un pare en luces rojas, conducir descuidadamente y a exceso de velocidad.

Persisten los incidentes racistas contra boricuas

El incidente con los adolescentes puertorriqueños ocurrido el miércoles es el más reciente episodio en una serie de eventos en el que el idioma español, documentos locales o símbolos patrios boricuas son objeto de expresiones racistas en el estado de la Florida.

Uno de ellos es el caso de siete enfermeras de una clínica en la ciudad de Haines -al oeste de Orlando- a quienes sus supervisores le solicitaron no hablar español. El caso está ante la evaluación de abogados de la organización hispana Latino Justice. Esta entidad no ha querido emitir declaraciones al respecto.

El otro incidente tiene que ver con una familia boricua de Kissimmee a la cual la junta de vecinos de su comunidad le ordenó remover la bandera puertorriqueña que había colocado frente a su casa a pesar de que la vecindad ondeaban otras banderas. Y se suma a casos reportados de otros puertorriqueños quienes, para ganar acceso a alguna instalación, le han rechazado la entrada por presentar como identificación la licencia de conducir de Puerto Rico.

“De la misma manera que cada petición que se hace a un político representa a mil personas, por cada caso de discriminación que llega a la atención pública hay muchos más que no trascienden porque la persona se quedó callada o porque no tuvo acceso a algún medio de comunicación”, sostuvo Marcos Vilar, director de la organización Alianza for Progress, una entidad no gubernamental que promueve la participación de los boricuas e hispanos en general en el proceso electoral de Florida.

Según Vilar, estas expresiones de corte racista han despuntado motivados por el éxito que ha tenido el discurso del presidente Trump contra las minorías. “Es algo que estamos viendo principalmente entre los candidatos republicanos”, comentó.

Por parte de Partido Republicano, solo hay expresiones públicas de un excandidato al Congreso, el puertorriqueño Peter Vivaldi. El político destacó que la actuación de Hyde no representa los valores de esa colectividad y que el candidato debía retirar su candidatura a comisionado por el Distrito 2 de Sarasota.

María Torres, portavoz de la organización Diáspora en Resistencia indicó que el Bath & Racquet Club, escenario del incidente con los adolescentes tenistas,debería producir una comunicación pública indicando que la conducta que manifestó Hyde es una no tolerada.

“Sabemos que esas son cosas que siempre han sucedido, pero cuando parecería que hay una retórica más racista, abierta y quienes las escenifican parecerían pensar que no hay problema con eso”, manifestó la líder comunitaria.


💬Ver 0 comentarios