Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

De izq. a derecha Henry Vila Cosme, Ruth Tosado Bonilla  y Anjerymar Vila Tosado. 
 (Suministrada)
De izq. a derecha Henry Vila Cosme, Ruth Tosado Bonilla y Anjerymar Vila Tosado. (Suministrada)

Orlando, Florida - Una mujer boricua y su bebé de cinco meses murieron ayer, viernes, en un accidente automovilístico ocurrido en Daytona -a unas dos horas al noreste de Orlando- mientras conducían para visitar a su suegro, quien debido a su delicado estado de salud, quería conocer a la recién nacida. 

El incidente fue dado a conocer hoy, sábado, junto con los nombre de las víctimas: la mujer fue identificada como Ruth Tosado Bonilla, de 22 años, y la pequeña como Anjerymar Vila Tosado, indicó Ana Bonilla, madre de la joven fallecida.

Ellos salieron a llevar la bebita para que el suegro de mi hija la conociera, pues tiene problemas del corazón y se podía ir en cualquier momento, pero fue mi hija y mi nietecita las que se fueron”, dijo entre lágrimas a El Nuevo Día, Bonilla.

Este hecho tuvo lugar en la autopista I-4, una importante vía que atraviesa la Florida Central desde suroeste hasta noreste, en las afueras de Lake Helen.

Según  la Policía, las víctimas iban a bordo de un vehículo Chevrolet que conducía el esposo Tosado Bonilla, Henry Vila Cosme de 27 años. Este fue impactado por una guagua Honda que conducía un hombre identificado como Cayman Hupp, de 20 años y vecino de Venice.

Venice es una ciudad que está a casi dos horas y media al suroeste de Orlando, según detalla un reporte del medio local Daytona Beach News Journal.

Se desconocen cómo el Honda impactó al Chevrolet por la parte posterior, indicó la policía a ese medio. El cantazo, sin embargo, provocó que el auto donde iba Tosado Bonilla diera varios vuelcos. Esto causó que la madre y la niña salieran expedidas del auto.

Bonilla narró que el hecho ocurrió en horas de la noche. También que había neblina. Contó que su hija y nieta estaban en el asiento posterior del transporte.

Mi hija lactaba a su bebé a tiempo completo, seguramente estaba lactándola o cambiándole el pañal cuando ocurrió este accidente. (Ambas) salieron disparadas del carro. La bebé cayó en la grama cerca de la vía y estaba viva, pero murió camino al hospital”, narró la progenitora.

Vila Cosme, por su parte, está grave. Mientras, Hupp perdió la vida de camino al hospital, detalló la entrevistada.

Tosado Bonilla, quien estudió psicología forense, perteneció al Coro de la Universidad de Puerto Rico (UPR). Esta además cantaba en la iglesia. 

Estoy en pie en porque le sirvo al Señor porque esto es un dolor que no se compara con nada”, concluyó Bonilla.

La familia de las fenecidas coordina para trasladar los restos a Puerto Rico. Los interesados en ayudar económicamente al proceso, pueden aportar a la cuenta de Banco Popular 132-014-742.