Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Bárbara Cepeda da instrucciones durante la clase de bomba y plena. (Carla D. Martínez / Especial GFR Media)
Bárbara Cepeda da instrucciones durante la clase de bomba y plena. (Carla D. Martínez / Especial GFR Media)

Kissimmee, Florida – Cada miércoles en la noche, Carol Gómez aborda su auto en compañía de sus dos hijas y conduce durante una hora y quince minutos desde Melborne hasta Kissimmee. Hora y media después, emprende su rutina de regreso, ella con una amplia sonrisa y Diana y María Oyola con rostros de cansancio y sus frentes brillantes de sudor.

💬Ver comentarios