Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Los restaurantes pueden operar al máximo de su capacidad, según las nuevas normas del estado. (The Associated Press)

La vida nocturna regresó este fin de semana al sur de Florida después de seis meses, para alegría de dueños de bares y clubes nocturnos y de sus clientes y en medio de advertencias de que la COVID-19 puede volver a repuntar si no se siguen las reglas.