(semisquare-x3)
Una bandera de Puerto Rico entre los arreglos afuera del banco. (Carla D. Martínez / Especial para El Nuevo Día)

Sebring, Florida – Familiares y amigos cercanos despidieron hoy a la puertorriqueña Marisol Rosado-Carmona, quien fue asesinada el pasado 23 de enero cuando un pistolero entró al banco donde trabajaba y sin aparente razón la ejecutó junto a otras cuatro mujeres.

El velatorio se efectuó en la Iglesia Metodista St. John, que ubica en el 3214 de Grand Prix, en Sebring, pero se trató de un servicio religioso cerrado al que sólo tuvieron acceso las personas cercanas a la víctima y su familia. No se permitió el acceso a los medios noticiosos.

Mientras el servicio discurría en el interior del templo, a ocho minutos de distancia, ciudadanos se acercaban a las instalaciones del banco SunTrust, que ubica en el 1901 de la avenida 27, donde ocurrió la tragedia en esta pequeña ciudad, de poco más de 10,000 habitantes.

El banco -que, por decisión de la gerencia, no volverá a ser reabierto- se convirtió en un memorial a donde ciudadanos llegaban a depositar flores, peluches, velas y mensajes. Allí había un arreglo floral que estaba acompañado de una gran bandera de Puerto Rico. En otro lado, había una secuencia de cinco pequeñas cruces de madera color blanca, una por cada víctima.

Al pie de cada cruz alguien colocó una camiseta doblada que leía “Yes to love; no to hate”.

En la pared externa del banco, se colocó un monitor que muestra 24 horas al día una imagen donde se ven las cinco mujeres ejecutadas aquel miércoles cerca del mediodía cuando Zephen A. Xaver, de 21 años, entró al banco SunTrust de Sebring y cometió el crimen.

Al momento se desconocen las razones por las que el pistolero cometió el crimen estilo ejecución ya que las víctimas fueron baleadas en la nuca y espalda, según informó la oficina del Alguacil del Condado de Highlands. Se cree que el hombre utilizó un revólver 9 milímetros que había comprado días antes de los hechos, indicó la Policía. 

Luego del velatorio en Sebring, los restos de Rosado-Carmona, natural de Las Piedras, serán trasladados a Puerto Rico donde serán sepultados el próximo sábado 9 de febrero.

La noche antes, se efectuará un servicio religioso en la Iglesia de Dios Primitiva del Barrio quebrada en Las Piedras, donde creció Marisol y cuyo pastor era su padre. Ahora, esa congregación tiene como ministro al hermano de la víctima, Ismael Rosado-Carmona.


💬Ver 0 comentarios