Bill Nelson durante una conferencia de prensa a las afueras del Capitolio. (EFE) (semisquare-x3)
Bill Nelson durante una conferencia de prensa a las afueras del Capitolio. (EFE)

Fort Lauderdale - La campaña del actual senador demócrata por Florida Bill Nelson demandó a la oficina electoral, exigiendo que sean contadas las papeletas enviadas por correspondencia que llegaron antes del día de las elecciones pero que no fueron entregadas antes del cierre de los centros de votación.

La campaña de su rival, el gobernador republicano Rick Scott, acusó a Nelson de “interponer demandas ridículas e infundadas”.

Marc Elias, abogado de Nelson, dijo que los votantes no deberían ser privados de sus derechos por demoras postales que no fueron su culpa.

Los resultados no oficiales de la elección para el escaño en el Senado mostraron que Scott aventaja a Nelson por 0,14 puntos porcentuales. Las leyes estatales requieren un recuento automático cuando la diferencia es de menos de 0,5 puntos porcentuales. Nelson y Scott están enfrascados en una reñida batalla por un escaño senatorial, luego de las elecciones de medio período celebradas el martes.

El portavoz de la campaña de Scott, Chris Hartline, describió la demanda como “nada menos que una bandera blanca de rendición”.

En tanto, un juez local le pidió a ambas partes “bajar un poco la retórica".

El juez Jack Tuter dijo durante una audiencia de emergencia que hay una necesidad de reafirmarles a los ciudadanos que la integridad del recuento de votos se está protegiendo.

Exhortó a las dos partes, así como a la oficina de supervisión de elecciones del condado de Broward, a aceptar algunas mejoras en la seguridad, incluidos otros tres elementos del orden público que supervisen los procesos.

 Tuter dijo que si hay evidencias de fraude electoral o irregularidades, deben reportarlo a las autoridades.


💬Ver 0 comentarios