Esta heladería en Kissimmee es una fusión entre lo boricua y lo tailandés

Kissimmee, Florida – Él es de Puerto Rico y ella es de Tailandia. Se casaron hace 17 años, tuvieron tres hijos y cuando se mudaron de Connecticut a Florida y se tropezaron con dificultades para encontrar trabajo en sus áreas profesionales, vieron una esperanza en el empresarismo.

Una noche, Davone Mercado le mostró a su esposo, Héctor Mercado, un vídeo en el que se ilustra cómo se preparan los helados en su natal Tailandia. En resumen, en ese país asiático se utiliza una plancha que está a una muy baja temperatura. Sobre esta, se deposita una mezcla líquida que comienza a cuajarse rápidamente.

Quien lo prepara usa unas espátulas para ir raspando el helado según se congela para luego aplastarlo sobre la plancha formando una capa fina. Cuando congela, se raspa con la espátula y, en el proceso, el helado se enrosca. Luego se sirve en un vasito o en una barquilla.

Héctor vio una oportunidad de negocio. Comenzó el proceso de gestionar permisos, alquiló un local en Kissimmee e inició la búsqueda para comprar una de estas planchas congeladoras.

Héctor y Davone Mercado (Carla D. Martínez / Especial para El Nuevo Día)

“La tuve que mandar a buscar a China porque aquí nadie sabía de lo que le hablaba y tardó tres meses en llegar. Es más, cuando fui a registrar el negocio en la ciudad de Kissimme tampoco entendían qué era lo que quería hacer y tuve que enseñarles el vídeo”, dijo.  La tienda se llama “Fold-n- Roll” y ubica en el 1435 Simpson Road, en Kissimme.

Lo cuenta a carcajada limpia, pero en esos días el invento empresarial le causó desvelo y mucha ansiedad pues anunció la apertura de la heladería para febrero de 2018 sin tan siquiera saber, ni él ni su esposa, cómo se confecciona el postre.

“Unas semanas antes de abrir nos pusimos a ver vídeos en YouTube para aprender cómo se hacían, ¡y no nos salía ni uno! Se nos rompían. Pero el que no se arriesga no gana. Hasta que un día le cogí el truco a la máquina, y era que le estábamos poniendo mal la temperatura. La estábamos poniendo demasiado fría y congelaba tanto la mezcla que cuando usábamos la espátula para enrollar el helado se rompía”, continuó.

Ahora, la máquina se coloca a una temperatura de 20 grados bajo cero, que es la medida perfecta para lograr estos helados cuya presentación es tal que da pena romperlos para devorarlos.

“Finalmente, nos salió y hoy día somos unos másters haciendo rollitos de helado”, agregó el hombre de 39 años y natural de Santa Isabel.

Junto a su esposa manufacturó el mostrador de madera, que es rústico y, al mismo tiempo, tiene partes en cristal y metal que lo hacen lucir elegante. Además, colgó dos interesantes lámparas con grandes estrellas. “Hay gente que le da miedo alcanzar su estrella, pero esos son los sueños que todos tenemos”, dijo.

Su esposa es la mano creativa tras cada plato. Ese toque tailandés es la sorpresa en las tripletas, ese sándwich boricua que en Fold -n- Roll constituye un inmenso emparedado de media libra de pan. Es ella la que prepara, a pedido del cliente, unos egg rolls frescos, rellenos, y acompañados de salsas tailandesas.

Esa mezcla de la intensidad y el caos tropical natural de Héctor es el balance perfecto con lo metódico y estructurado de Davone, y es la combinación que los empujó a agregar a su negocio de helados tailandeses, desayunos, batidos naturales saludables y exquisito café.

Es la sinergia que los llevó a establecer otro negocio que abrirá sus puestas a fin de mes y se llamará Bohíque Café. “Será criollo, pero educativo, pues el restaurante estará decorado con información sobre elementos culturales de Puerto Rico. La isla tiene mucho que ofrecer, más que El Morro. Por eso quiero mostrar cosas del centro de la Isla”, afirmó.

Esta nueva empresa ubica cerca de la heladería, específicamente en el 507 de West Vine Street también en Kissimmee. Allí no sólo habrá comida, sino que el cliente podrá disfrutar de música en vivo de tríos y no se sorprenda si una de esas noches encuentra un rumbón de bomba y plena.

“Me fui de Puerto Rico bien joven y quiero volver a conectarme a mis raíces y ayudar a reconectar a otros que, como yo, dejaron Puerto Rico a temprana edad”, expresó.


💬Ver 0 comentarios