Estas iniciativas de la legislatura de Florida han enfrentado la oposición de sindicatos y otros grupos no gubernamentales que plantean que los maestros no deben tener el rol que toca a los oficiales de seguridad. (EFE / Cristobal Herrera) (semisquare-x3)
Estas iniciativas de la legislatura de Florida han enfrentado la oposición de sindicatos y otros grupos no gubernamentales que plantean que los maestros no deben tener el rol que toca a los oficiales de seguridad. (EFE / Cristobal Herrera)

Orlando – Desde hoy es ley en Florida la medida que permitiría a los maestros llevar armas de fuego a las aulas luego que el gobernador Ron DeSantis estampó hoy su firma en el Proyecto del Senado 7030.

La medida, conocida como el Programa de Guardianes, nació tras la mortal balacera ocurrida en febrero de 2018 en una escuela de Parkland (al sur de Orlando) donde murieron 17 personas, entre estudiantes y maestros.

La ley amplía un estatuto vigente y que solamente permitía a maestros que tuvieran algún rol fuera del salón de clases -como los entrenadores deportivos- adiestrarse para portar armas dentro de una escuela.

Está en manos de los distritos escolares de cada condado dar el visto bueno a los educadores que interesen participar de este programa de forma voluntaria y que requiere aprobar exámenes psicológicos y tomar ciertos adiestramientos dirigidos por las oficinas de los alguaciles de cada condado.

Estas iniciativas de la legislatura de Florida han enfrentado la oposición de sindicatos y otros grupos no gubernamentales que plantean que los maestros no deben tener el rol que toca a los oficiales de seguridad. Asimismo, han advertido que estas medidas plantean escenarios peligrosos, como por ejemplo, que un educador pierda su arma o se la roben de la escuela y caiga en manos de un estudiante.


💬Ver 0 comentarios