En la foto, Jimmy Torres de Boricua Vota expresó que es momento de acabar con los partidos políticos que devuelven favores a donantes. Le acompaña, Alejandro Santiago. (GFR Media)

Líderes de organizaciones comunitarias puertorriqueñas en Florida expresaron, tristeza, indignación y coraje ante los recientes eventos en Puerto Rico, desde los arrestos de exfuncionarios públicos hasta el contenido de unos “chats” en los que ha habido referencias sexistas, palabras soeces y burlas.

“Esto ha sido igual como cuando a uno le dan un golpe que te deja sin respiración. ¿Qué si sorprende? No, no sorprende, y eso es lo triste”, dijo Marcos Vilar, portavoz de la organización Alianza for Progress.

“Esto demuestra el momento que está viviendo Puerto Rico, donde la democracia está bajo ataque. No hay democracia en la isla: una junta toma todas las decisiones sobre economía bajo una gran impotencia legislativa y ejecutiva”, dijo el líder comunitario.

“Primero fue la crisis fiscal, luego el huracán y ahora esto. Son cosas que le roban la esperanza a los puertorriqueños. ¿Cuántos golpes más hacen falta para que tomemos control sobre nuestros asuntos?”, planteó.

Para Jorge Bonilla, un excandidato a la legislatura de Florida por el Partido Republicano y analista político radial, estas noticias constituyen un golpe fuerte para una sociedad que tiene cero confianza en sus instituciones.

“El presidente Trump tenía razón: Puerto Rico es corrupto. Y aunque no hay un señalamiento contra el gobernador Ricardo Rosselló, sus actuaciones demuestran ineptitud o ingenuidad crasa. Todos estos ‘millenials’ han caído víctima de sus propias arrogancias y ese se refleja también en el manejo de esta crisis y en ese ‘chat’ de la red Telegram”, dijo Bonilla.

“El invierno ha llegado a Puerto Rico. Seguirán los arrestos, seguirán las investigaciones, pero también seguirán los intentos del gobierno de dar la apariencia de que las cosas van bien”, sostuvo el analista quien teme que esta situación acrecenté la desconfianza del Congreso y que, como consecuencia, aumente su injerencia en los asuntos de la Isla. “Temo que habrá más sindicaturas federales en Puerto Rico”, opinó.

Jimmy Torres Vélez, líder comunitario puertorriqueño en Florida Central y portavoz de la organización Boricua Vota lamentó que esta situación eche por la borda esfuerzo de diversas organizaciones de base comunitaria que han luchado para que la Isla tenga acceso al Congreso y se asignen recursos para servicios de salud y educación.

“Los grupos se han fastidiado trabajando y vemos cómo esta gente se ha metido a robar como sanguijuelas”, dijo.

“David Noriega siempre decía que si, como decía el anuncio, ‘detrás de cada hombre que viste de Clubman hay una mujer; pues detrás de cada corrupto hay un corruptor’, y a ese es a quien hay que extirpar de Puerto Rico, a esas empresas que ganaban dinero prestando dinero, a esos que donaban dinero a cambio de favores políticos. Por eso creo que debemos volver a los años en que se recogía dinero en latas en las luces para costear las campañas políticas. Llegó el tiempo de abandonar los partidos políticos, pero votar por el mejor candidato”, declaró.

Sobre unas supuestas expresiones de Rosselló contra la expresidenta del Consejo Municipal de Nueva York, Melissa Mark Viverito, Torres Vélez dijo que el gobernador debe ofrecer una disculpa pública.

Mientras, María Torres López, portavoz de la organización puertorriqueña Diáspora en Resistencia, manifestó que las expresiones que se atribuyen a Rosselló son evidencia “del machismo que nos arropa como cultura”.

La líder comunitaria indicó que los hechos escandalosos de esta semana eran asuntos que organizaciones sindicales y comunitarias de Puerto Rico venían denunciando hace tiempo, sin que nadie le prestara importancia ni atención.

“Desde la diáspora tenemos que reconocer la labor de los grupos en la Isla. Cuando nuestra gente habla, lo hace con poder y con saber, y desde la diáspora los apoyamos. Tenían razón en sus denuncias”, afirmó.


💬Ver 0 comentarios